Este próximo lunes los de Lopetegui viajan a Pamplona para su encuentro liguero de la jornada.



El primer equipo se medirá al Osasuna en el reformado Sadar para su partido correspondiente a la jornada 24 del torneo local. Será el único disputado la noche de lunes y a las 21:00h.

Muy lejanos quedan aquellos fervientes partidos del Sevilla de Caparrós contra el Osasuna del Vasco Aguirre, en los que se jugaban los tres puntos como si les fuera la vida en ello. También queda lejos la semifinal de la Copa de la UEFA del año 2007 que daba paso a la final de Glasgow y nos llevó a nuestro segundo título europeo consecutivo. Muchas cosas han cambiado desde entonces; sin embargo, lo que prevalece y perdurará por siempre es que un Osasuna- Sevilla es sinónimo de partidazo.

Si echamos la vista atrás, las cifras son alentadoras: la última vez que se vieron las caras, los hispalenses ganaron por la mínima y desde los once metros en la jornada nueve de la presente campaña, la temporada pasada los navarros no consiguieron sacar más rédito que un empate en su feudo y la anterior campaña que estuvieron en primera (2016/17) se llevaron dos duras derrotas, una por 5 a 0 y otra dolorosa en casa con un gol en el descuento de Pablo Sarabia. Para encontrar una victoria rojilla, tenemos que remontarnos a la temporada 2012/13, cuando derrotaron por 2-1 al equipo andaluz.

No obstante, cabe destacar y reconocer que los de Arrasate llegan en un gran estado de forma. Hace semanas que dejaron atrás los puestos de descenso y que vienen transmitiendo buenas sensaciones, gracias a que empiezan a funcionar futbolistas de buen pie como, Kike Barja o Ante Budimir. A día de hoy son 12º con 25 puntos tras ganar en las últimas semanas a rivales complejos como Eibar y Levante.

Eso sí, en el partido de este lunes se tendrán que ver las caras con todo un Sevilla FC que no pierde en Liga desde el 12 de Enero (contra el Atlético de Madrid) y que está 4º con 45 puntos. También es importante señalar, que los andaluces quizá lleguen en un estado anímico complicado, pues cayeron derrotados el pasado miércoles ante el Borussia Dortmund en casa, en un partido que generó muchas inseguridades y fallos que no son propios del conjunto de Lopetegui.

Este magnífico encuentro se lo perderán por lesión los futbolistas: Chimy Ávila, Rubén, Roncaglia, Jony, Juan Cruz y Brasanac por parte de Osasuna. Por parte del Sevilla, no estarán disponibles: Lucas Ocampos ni Marcos Acuña.

Se espera que los locales partan con un 4-4-2 en un bloque bajo que espere para robar el balón y arme contraataques directos, gracias a centrocampistas lanzadores como Ruben García y a sus habilidosos puntas en acciones de balón largo.

Los hispalenses vienen con más descanso del que están acostumbrados y no tienen partido entre semana, pero el sábado que viene reciben al Barça del que están a un solo punto, así que es difícil adivinar si habrá más rotaciones de las habituales, incluso en el esquema, pues el pasado miércoles vimos un radical 3-5-2 contra los alemanes, muy distinto del 4-3-3 al que nos tiene acostumbrados Lopetegui. Pero si una cosa es segura, es que los nervionenses necesitan ganar para seguir en la buena dinámica que tienen y evitar que se les nuble la vista y caiga el estado de ánimo.