El Sevilla deja una imagen que no es a la que estábamos acostumbrados y el Barça aprovecha y vence.



Los de Lopetegui  recibían al barça encadenando una muy buena racha en liga y con opciones de engancharse a la lucha por el título en caso de conseguir los tres puntos.


El problema del partido fue que en la primera parte el Sevilla género menos peligro qué un fósforo mojado, 0 remates a puerta que fueron contrastados con algunas internadas del Barcelona que acaban en peligro siempre. El desenlace fue el esperado, los de Koeman se llevaron el resultado a favor al descanso.


Ya en la segunda parte Lopetegui movió ficha, como ya nos tiene acostumbrados,  hace gran movimiento del banquillo cuando las cosas no salen bien, habiendo agotado este todos los cambios antes del 65. Pero esta vez los cambios de Lopetegui no tuvieron el resultado esperado;  45 minutos más de juego tímido y un Barça que acabo con otro gol y gracias.


En conclusión, un Sevilla que parece no ser el mismo que veníamos viendo estas semanas atrás, bien sea por la presión del partido o por la acumulación de minutos. Tocará corregir esto para que no pase el miércoles.