Partido muy entretenido con un En-Nesyri sobresaliente y un Bono que sembraba el temor en su propia área.



El Sevilla vs Real Sociedad ha sido un sinónimo del partido perfecto para el amante del fútbol, un choque entretenido en el cual la primera y la segunda empezaban totalmente descontroladas, con goles de En-Nesyri cuando ni siquiera daba tiempo a sentarse delante del televisor. 

Y es que si hay algo que destacar, es el sobresaliente partido del internacional marroquí, que fue una pesadilla para la defensa txuri-urdin, apuntándose su primer hat-trick con la camiseta sevillista.

La "cara b" del partido ha sido otro marroquí, puesto que Bono ha tenido numerosos fallos, tanto en salidas de varios córners, como en el segundo gol que ha venido por lo mismo. Aunque por suerte no ha habido que acordarse de ninguno de ellos.

Destaca también en el encuentro el golazo de Diego Carlos, pero por desgracia en su propia portería que ponía el empate, al que rápidamente ha sabido reaccionar el Sevilla.

En conclusión, gran partido en general que, si hay que reprochar algo es la actuación de un Sevilla muy torpe durante los primeros 20 a 30 minutos. Ahora solo queda esperar a que la temporada de nuestro delantero En-Nesyri continúe en esta línea.