El derbi sevillano declarado de alto riesgo: Descubre aquí el dispositivo de seguridad diseñado

Se ha preparado un plan de seguridad “adaptado a las circunstancias”, con un refuerzo de la vigilancia en los alrededores del estadio que incluye la participación de más de 620 efectivos policiales y de seguridad privada.

Imagen

La Subdelegación del Gobierno en Sevilla acogió este martes la celebración de una junta de seguridad en la que se ha ultimado el dispositivo dispuesto para el partido que enfrentará al Sevilla FC y al Real Betis Balompié el próximo jueves en el GranDerbi.

A la reunión celebrada han asistido los representantes de cada club, así como los responsables de las distintas unidades que intervienen en los dispositivos de seguridad de los partidos, que corresponden a Policía Nacional, Policía Local y 061, además de la seguridad privada de ambos clubes.

Este dispositivo de seguridad contará con más de 600 efectivos policiales y de seguridad privada. La Policía Nacional aporta 500 efectivos y participarán grupos operativos de Unidades de Intervención (UIP), unidades de Prevención y Reacción (UPR), subgrupo de motos de la UPR, funcionarios de la Brigada Provincial de Información, un equipo de la Unidad Provincial de Seguridad Privada, caballería  y guías caninos. También participarán de forma activa las unidades policiales de los dos distritos afectados, en este caso Nervión y Sur. Policía Local, Bomberos y Protección Civil destinan también numerosos efectivos, a los que hay que añadir dos ambulancias con su correspondiente dotación de médicos, enfermeros y técnicos del 061.

El plan de seguridad se ha activado desde hoy en una fase precrítica, con un dispositivo especial por parte de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) y de la Brigada Policial de Información (BPI)  y, una vez que acabe el encuentro, una fase poscrítica, en la que participarán unidades de intervención, y permanecerá en funcionamiento hasta las horas posteriores a la finalización del encuentro. 
Los efectivos policiales controlarán la concentración de aficionados en las inmediaciones de los hoteles en los que se alojan los equipos; el traslado al estadio de los equipos, directiva y árbitros, y especialmente, los alrededores del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Para evitar aglomeraciones, se procederá a la colocación de vallas en los aledaños del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y en la calle que da acceso a la puerta principal, que permanecerá cortada, siendo únicamente accesible para los equipos.

Si quieres descubrir las medidas sanitarias que se instalarán en el estadio, pincha aquí.

Publicar un comentario

0 Comentarios