El Sánchez-Pizjuán ya está listo para el regreso de LaLiga con estrictos protocolos de seguridad

El feudo sevillista albergará en su interior a un máximo de 250 personas aproximadamente el próximo jueves.

Imagen

Para este primer partido de liga se ha estudiado todo al detalle al ser la primera prueba de fuego en la reanudación de la competición.

Al campo sevillista entrarán en torno a 250 personas, incluidos los protagonistas, el personal de organización y un reducido grupo de informadores, con la obligación de cumplir todos ellos el protocolo contra la COVID-19 antes, durante y después del partido, impuesto por el Consejo Superior de Deportes.

Para reforzar la prevención y generar un espacio de confianza dentro del estadio, el Sánchez-Pizjuán ya tiene colocada la correspondiente cartelería de señalización de itinerarios de protección y zonas habilitadas para la dispensación de gel hidroalcohólico, guantes o mascarillas.

Los operarios del Sevilla han procedido a una desinfección integral de las instalaciones, en especial en zonas comunes, con la instalación de varios pulverizadores para extremar la higiene de manos en cada banquillo, los vestuarios, el túnel de acceso al césped o dependencias contiguas al césped.

El protocolo previsto por LaLiga estableció una primera inspección, durante la revisión general del estadio y con la colaboración de la Policía, de los espacios a utilizar y de las zonas de tránsito.

A ésta última le seguirá una segunda inspección general por parte del director de partido antes de la última desinfección del estadio y de su cierre veinticuatro horas antes del derbi.

Está previsto que los equipos accedan por la puerta uno, como es lo habitual, donde se les tomará la temperatura a cada uno y se aplicarán las medidas establecidas en el protocolo de la CSD antes de que se dirijan a los vestuarios.

Todos los participantes en el dispositivo deberán contar con un documento que indique que son aptos para acceder al estadio, entre ellos los profesionales de los medios autorizados para la cobertura informativa del partido, en principio una treintena: 4 cámaras de televisiones sin derechos, 8 fotógrafos (que podrían ser 14 si se confirma la ampliación prevista), 5 de radio (podrían aumentar a 6) y 6 redactores de prensa escrita.

Además de tener el documento de apto, tendrán que cumplir otros requisitos como acreditar la identidad, la toma de la temperatura antes de acceder al estadio, portar guantes y mascarilla o lavarse las manos con hidrogel asiduamente, y deberán entrar por una puerta exclusiva de acceso para medios.

Los representantes de los medios de comunicación deberán abandonar las instalaciones a la conclusión del partido, siguiendo el itinerario marcado, por la misma puerta de acceso y siempre durante los siguientes diez minutos después de su finalización, y ya después los entrenadores ofrecerán una rueda de prensa telemática.

Además, el protocolo establece que también podrán acceder al estadio sevillista los dos directores de comunicación, cuatro personas de medios del club, otras cuatro de las televisiones o productoras de ambos equipos, seis de seguridad, cuatro de asistencia a los medios y uno de asistencia de LaLiga.

En el siguiente vídeo ofrecido por el club, podrás observar tú mismo todas las medidas excepcionales de higiene que se han llevado a cabo.

Publicar un comentario

0 Comentarios