Victoria muy sufrida en Balaídos, que permite que los tres puntos viajen a la capital andaluza.

El Sevilla FC venció al RC Celta en un feudo que se le resistía desde la temporada 2016/2017. Koundé puso el primero en el marcador, siendo también el que cometió el penalti sobre Santi Mina que Iago Aspas remató. El Celta llegó a remontar el partido en la primera mitad, donde Fernando también tuvo su oportunidad de marcar. En los segundos 45 minutos, Rakitic y Papu Gómez acabarían dando la victoria a su equipo.