El Gran Derbi se juega en Nervión. Mañana, el Sevilla FC recibe al Real Betis en el partidazo de la jornada.

El conjunto de Lopetegui recibe mañana a las 21:00h al eterno rival en el Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC no llega en su mejor momento. Cierto es que en los últimos partidos se ha notado una caída del equipo que puede ser debida por la acumulación de partidos y la carga de ellos. De los últimos cinco partido, el conjunto de Nervión tan solo ha conseguido una victoria ante el Osasuna. El resto han sido tres derrotas y un empate ante el Borussia Dortmund. 

Si la caída del equipo ha sido notable en los últimos partidos, también es cierto que el partido ante el BVB puede marcar un antes y un después de esa mala racha. El Sevilla FC empató a dos en el Signal Iduna Park, lo que supuso la eliminación de los de Nervión de la UEFA Champions League, pero el equipo dijo adiós a la máxima competición europea de la mejor forma posible. Los de Lopetegui compitieron hasta el último segundo, a la vista está puesto que En-Nesyri anotó el 2-2 en el 96', dieron la mejor versión, colgando balones al área constantemente, presionando arriba y luchando atrás. 

Por su parte, el eterno rival, el Real Betis, llega en una dinámica completamente diferente a la del Sevilla. Los de Pellegrini traen consigo cuatro victorias consecutivas, sumando 12 puntos de los 15 posibles en los últimos cinco partidos. El último partido que disputaron los verdiblancos fue en el Villamarín ante el Alavés. Un partido que tuvieron que remontar los béticos cuando en la primera media hora de juego, el conjunto visitante se puso con el marcador a favor por 0-2. Un doblete del "panda" y un gol de Joaquín dieron la victoria a los de la Palmera.

Rachas diferentes las que traen ambos equipos. El Sevilla FC llega dolido pero con fuerzas tras la buena imagen en el partido ante el Borussia, mientras que el Real Betis llega con ganas y fuerte por la gran racha que trae consigo. El Sevilla tiene el momento para resurgir ante el eterno rival y en el Pizjuán. Un buen momento para conseguir sumar de tres y centrar ya todas las miradas en la competición doméstica.