El técnico vasco se ha mostrado firme y contundente en la rueda de prensa posterior al partido.

Primeramente se mostraba muy sincero con la actuación del equipo; "Es cierto que hemos entrado mal al partido. Hemos desperdiciado la primera parte y no hemos sido capaces de buscar soluciones. A partir de ahí, mental, futbolísticamente y físicamente hemos ido a remolque". 

"En la segunda queríamos cambiar la dinámica, pero nos han metido dos goles, en un balón parado y un saque de banda evitables. A final hemos echado corazón pero no ha sido suficiente. Hemos perdido de manera merecida".

Poco después quería pensar en el siguiente partido: "Lo siguiente que toca, pero siendo conscientes de que tenemos que mirar cosas. Ya hemos pasados momentos así y tenemos que ser capaces de salir cosas así"

Posteriormente hacía autocritica, citando el partido contra el Barcelona"Yo separaría los dos partidos anteriores. Llegamos al límite ante el mejor Barcelona de la temporada. No hemos estado bien. Podemos buscar excusas pero no lo vamos a hacer. Veníamos de un momento complejo, nos están pasando factura. Puedes perder o ganar pero hoy no ha sido así". 

"Podíamos haber hecho un partido mejor. En los últimos 15 minutos hemos echado corazón pero no ha sido suficiente. Ahora toca pensar en la Champions. Tenemos que levantarnos rápido. Tenemos un partido de Champions, la ilusión es grande".