El Barcelona remonta al Sevilla en la prórroga después de que Piqué empatara la eliminatoria en el 94'.

Final cruel para el Sevilla en la Copa del Rey, que vio como se le escapaba la final de Sevilla en el minuto 94, después de un partido muy trabajado defensivamente. El equipo de Lopetegui vuelve a casa con la cabeza baja, habiendo estado a segundos de la gran final.

Primera mitad: Mucho Barça, poco Sevilla

Con seis cambios en el once respecto al partido del pasado sábado, el Sevilla buscó corregir los errores para poder asegurarse disputar la final. Con De Jong y En Nesyri de inicio, Lopetegui quería enviar un mensaje de buscar un gol que obligara a los locales a anotar cuatro goles. Nada más lejos de la realidad, ya que el planteamiento del partido fue muy defensivo, sabiendo que el 2-0 de la ida era un resultado muy favorable.

Sin embargo, enfrente estaba el FC Barcelona, con la moral por las nubes después del gran partido del sábado; el 0-2 en el Sánchez-Pizjuán había hecho creer en la remontada a un equipo que no varió nada de esa alineación. Tal era el hambre y la ilusión del equipo culé que en el minuto 12 ya ganaban gracias a una genialidad de Dembélé. El francés cogió el balón en la frontal del área y anotó un golazo, poniendo el balón en la escuadra, inalcanzable para Vaclik, que sustituía al lesionado Bono.

Muchas ocasiones por parte del Barça mientras el Sevilla se dedicaba a defender un resultado que le seguía valiendo. Acabó pidiendo el descanso, al que se fue con ese 1-0.

Segunda mitad: Absolutamente todo, salió mal

A partir del minuto 54', todo empezó a salir extremadamente mal. La lesión de Aleix Vidal, de los mejores del equipo hasta el momento, obliga a ser reemplazado por Jesús Navas, a la misma vez que Acuña, probablemente el que más ganas estaba demostrando, también es sustituido. Minutos después, Jordi Alba roza el 2-0 con remate acrobático al larguero. Era el aviso de lo que, posteriormente, sería realidad, de la forma más cruel posible.

Después de un mes lesionado, Ocampos entra en el terreno de juego y, en el minuto 73', provoca el penalti de Mingueza, que tenía tarjeta amarilla, aunque Sánchez Martínez no vio oportuno sacarle la segunda. El penalti lo lanza el propio Ocampos y es parado por Ser Stegen, por lo que tocaba seguir sufriendo quince minutos más. 

En el minuto 93' el colegiado muestra la segunda tarjeta amarilla a Fernando por una falta más que evitable sobre Trincao. En la siguiente jugada, un córner despejado por la defensa y que se marchaba, de nuevo, a saque de esquina, es evitado por Diego Carlos; la jugada continúa y un centro de Griezmann es rematado por Piqué al fondo de la red en el 94'. Se le escapa la final al Sevilla en la última jugada del partido y teniendo que preparar una prórroga con un jugador menos.

Prórroga: Gol de Braithwaite y el árbitro de protagonista

Con el Sevilla muy tocado comienza la prórroga. Cinco minutos tardó Braithwaite en rematar el buen centro de Jordi Alba a la red. Otra piedra más en un partido que era una auténtica pesadilla, con un guion que nadie esperaba ni en el peor de los casos. 

Sin embargo, el Sevilla no se rindió y buscó el gol, un gol los seguía metiendo en la final. Con uno menos, era muy complicado; una mano clara de Lenglet no fue señalada por el colegiado como penalti, ni fue a revisarla al monitor. El Sevilla lo intentó hasta el final, pero se ahogó en la orilla.

Cruel final para un equipo que había hecho méritos para estar en esa final. Sin tiempo para lamentarse, toca volver a pensar en la liga y en buscar la remontada en Dortmund el próximo martes. Palo duro para los sevillistas que, pese a las circunstancias, no dejan de animar a su equipo.

FICHA TÉCNICA

FC Barcelona: Ter Stegen; Mingueza (Junior 78'), Piqué, Lenglet; Dest (Griezmann 63'), Busquets (Ilaix 78'), De Jong, Jordi Alba; Dembélé (Trincao 89'), Pedri (Brathwaite 89') y Messi.

Sevilla FC: Vaclik; Aleix Vidal (Navas 54'), Koundé, Diego Carlos, Acuña (Rekik 54'); Fernando, Óliver Torres (Ocampos 62'), Jordán (Munir 105'); Suso (Papu Gómez 79'), En Nesyri y De Jong (Rakitic 54').

Goles

1-0 Dembélé (12')
2-0 Piqué (90+4')
3-0 Braithwaite (95')

Arbitraje

Sánchez Martínez amonestó a Mingueza (67'), Messi (73') y Trincao (119') por los locales; y amonestó a Lopetegui (90'), Jordán (100'), Koundé (101'),En Nesyri (103') y expulsó a Fernando, por doble amarilla (37', 90+2') y a Luuk De Jong, roja directa (103'), por parte de los sevillistas.