El Sevilla se quedó a un gol de forzar la prórroga y dejó una gran imagen delante de toda Europa.

Orgullo. Es la palabra que se le viene a la cabeza al sevillista después de caer con las botas puestas en el Signal Iduna Park. Empate a dos frente a un Borussia Dortmund que acabó pidiendo la hora ante un gran Sevilla.

Primer tiempo: salió como tenía que salir... y apareció Haaland

El Sevilla salió como tenía que salir y tuvo ocasiones claras para adelantarse en el marcador, lo que habría asustado al conjunto alemán. Ocasiones como la de Ocampos o Suso hicieron que el servilismo se ilusionara con la remontada. Se vio ese Sevilla que en el último mes no se había visto.

Sin embargo, un error en la salida de balón propiciaría que Reus regalara el gol a Haaland que no perdonó en la primera del equipo alemán en toda la primera mitad. En el descuento, una mano de Dahoud sería protestada, y con razón, por los jugadores del equipo andaluz. Al descanso, el Sevilla necesitaba un milagro en la segunda mitad.

Segundo tiempo: remó, remó, remó y se ahogó en la orilla

Nada más comenzar la segunda mitad, Çakir anula, con revisión del VAR, un gol a Haaland. Sin embargo, en su lugar pitó un penalti de Koundé sobre el delantero noruego que había ocurrido cinco minutos antes. El penalti fue parado por Bono, pero el colegiado turco decidió que se repitiera ya que el guardameta se había adelantado. A la segunda, Haaland no falló y puso el 2-0.

Pero el Sevilla, como dice su himno "dicen que nunca se rinde", remó y recortó distancias con un gol de penalti de En Nesyri, que Can había cometido sobre De Jong. La entrada del "Papu" fue clave y el Sevilla continuó remando. En el 94', En Nesyri empataría el partido tras un gran cabezazo. Diego Carlos la tendría en el último suspiro pero no disparó. También hay que añadir un posible penalti sobre Munir en la última jugada del partido.

Gran partido del Sevilla que mereció más. Los sevillistas pueden estar orgullosos de su equipo, que se marcha con la cabeza muy alta del Signal Iduna Park. Recupera la esperanza e ilusión de cara al final de liga y, sobre todo, de cara al derbi del próximo domingo.


FICHA TÉCNICA

Borussia Dortmund: Hitz; Morey (Meunier 95'), Can, Hummels, Schulz (Zagadou 89'); Delaney, Bellingham, Dahoud; Reus, Hazard (Passlack 67') y Haaland.

Sevilla FC: Bono; Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando (Rakitic 86'), Jordán (Papu Gómez 60'), Óscar (Óliver Torres 79'); Suso (Munir 86'), Ocampos (De Jong 60')y En-Nesyri.

Goles

1-0 Haaland (35')
2-0 Haaland (54')
2-1 En Nesyri, de penalti (68')
2-2 En Nesyri (96')

Arbitraje

Dirigió el turco Cüneyt Çakir, que amonestó a Morey, Haaland y Can por parte del conjunto alemán; y a Acuña, Koundé, Jordán, Óscar, Fernando y Diego Carlos por parte de los sevillistas.