El delantero neerlandés compareció una vez consumada la derrota sevillista esta noche.



Comenzó sus declaraciones expresando sus sensaciones: "Con estos rivales no puedes cometer fallos porque los aprovechan y te marcan goles. Cuando encajas tres goles es difícil de afrontar, pero en la segunda parte lo hemos hecho mucho mejor y con buen ritmo, al final es importante haber conseguido anotar ese último gol al final del partido."

Después, sobre la reacción del equipo en la segunda mitad, indicó: "Nuestra mentalidad es siempre muy buena, pero así es complicado. No es fácil competir al nivel que hemos jugado la segunda parte, así que estoy orgulloso del equipo. Solo nos ha faltado meter ese tercer gol, pero creo que todo es posible para la vuelta."

Para concluir, reflexionó sobre su aportación en el encuentro: "Marcar siempre es importante, puedo intentar ayudar al equipo siempre, aunque empiece de suplente. No juegan once jugadores, sino veinticinco, es importante que los que estamos en el banquillo sumemos al entrar."