Ocampos mete al Sevilla, de nuevo, en unas semifinales de Copa del Rey ante un Almería que le plantó cara los 90 minutos.

Primera Parte: Equilibrismo dinámico

La primera parte, en casi su totalidad se traduciría en un absoluto equilibrismo dinámico de ambos equipo. Un juego de miradas, de tu a tu, intentando encontrar el fallo del rival para castigarle duramente.

Por parte de los pupilos de Lopetegui vimos las primeras pinceladas, en términos argentinos gambetadas, del Papu Gomez con la elástica rojiblanca partiendo desde la banda izquierda en primera instancia. Sobre el minuto 30 se cambiaría de posición con un Ocampos muy activo arriba, con su ya ritmo y nervio inaudito.

Aún así el Almería se asentaba en un bloque medio de 4-4-2 aguantando las tenues envestidas del Sevilla FC por ambas bandas y saliendo a presionar cuando algún centrocampista nervionense perdía el balón en la sala de máquinas. Destacar a Akieme y Ramazani del conjunto almeriense

Cierto es, que el conjunto de Jose Gomes dispuso de ocasiones más claras, véase el fallo clamoroso de Bono en el 42 y algún que otro acercamiento en forma de tiro lejano, pero el Sevilla se mantuvo fuerte hasta que el arbitro decretó el final de los primeros 45 minutos.

Segunda Parte: El equipo A siempre funciona

En los primeros compases de la segunda parte se pudo haber estrenado la dupla musical "Jackson Five y El Papu" tras un "córner de Jazz" que Koundé conectaría posteriormente de cabeza pero el "poste reggetonero" replegó el tiro y la balanza seguía estática

Minutos más tarde el general Lopetegui sacaba los tanques de la unidad A, Suso y En-Nesyri por el Papu y De Jong para poder tomar territorio Almeriense y avanzar de ronda. No obstante, la ley del ex estaba más que presente.

Hasta que en el minuto 66, apareció la conexión Suso-Ocampos para inclinar la balanza sobre el Sevilla tras un "gilicorner" que recogería Suso y le plantaría una banana espléndida a Ocampos para que después la empujase hacía atrás, como aquel gol de aquella cálida tarde del 11 de Agosto ante el Wolves en la Europa League en los últimos instantes, que dio el pase de los andaluces a las semifinales de su competición fetiche. 0-1 y las semifinales estaban muy cerca...

Ya en los últimos 20 minutos la diferencia de físico se hacía ver, aunque el Almería tuviese a sus mejores hombres, incluido Sadiq, el caza nigeriano en el campo, que fue prácticamente neutralizado por los airforces Diego Carlos y Koundé. Se añadirían 3 minutos de descuento con un Almería remando en contramarea y en contraposición un Sevilla replegado atrás y aguantando todas las llegadas de los almerienses, hasta que Escuadra Fernández decretaría el final del partido y el Sevilla se volvía a meter en una semifinales de la Copa del Rey.

Con este pase a las semifinales el Sevilla alcanza su 15ª semifinal en este siglo, 6 en UEFA y 9 en Copa del Rey. Solo el Barça le supera desde el 2000 en el ya nombrado torneo del KO. Y todavía habrá más de uno de Despeñaperros hacía arriba que duden de la grandeza de este club.... y en Andalucía, como no....