El primer equipo se medirá este sábado al Leganés en su eliminatoria de Copa del Rey.



Por muy raro que se haga, este fin de semana el Sevilla, en lugar de Liga, disputará la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey al igual que el resto de equipos clasificados, con la excepción de los participantes en el nuevo formato de Supercopa de España (Real Madrid, FC Barcelona, Real Sociedad y Athletic de Bilbao).

El encuentro tendrá lugar mañana sábado 16 de enero a las 20:00h en el estadio Wanda Metropolitano, debido a que el estadio del Leganés (Butarque) no se encuentra en buenas condiciones para que se dispute allí, por las consecuencias de la borrasca Filomena. Será dirigido por el colegiado Pablo González Fuertes.

Los de Lopetegui viajan a Madrid con las principales ausencias de Jesús Navas e Iván Rakitic y las ya conocidas bajas por lesión de Vaclík, Carlos Fernández y Sergio Escudero. El equipo de Nervión llega a esta eliminatoria tras eliminar al Linares por 2 goles a 0 en la anterior ronda y tras caer en Liga frente al Atlético de Madrid en el Metropolitano por exactamente el mismo resultado.

En frente, un Leganés posicionado como sexto clasificado de LaLiga SmartBank que viene de eliminar al UD Yugo de Socuéllamos, en su anterior eliminatoria copera, por 2 tempraneros goles. Por otra parte, su partido del pasado fin de semana se vio afectado por el temporal y fue aplazado, su último encuentro de liga se remonta hasta el 6 de enero, en un empate sin goles en Fuenlabrada.

A los mandos del equipo pepinero se encuentra un viejo conocido del club, José Luís Martí. El que fuera centrocampista de Real Sociedad, Mallorca y Sevilla FC entre otros llegó al cargo el pasado verano y se le brindó una plantilla propia de primera división y el objetivo de lograr el ascenso. Entre sus filas, militan jugadores conocidos de la máxima categoría como, Riesgo, Rosales, Rodri Tarín, Eraso, Rubén Pérez, Borja Bastón y un ex-sevillista, Juan Muñoz.

El director técnico del club andaluz se ha deshecho en elogios hablando del equipo madrileño en la rueda de prensa llevada a cabo esta misma mañana: "Venimos a jugar un partido que va a ser durísimo contra un rival muy bueno que nos va a obligar a afrontar el partido como una final". Lopetegui ha hablado también de la competición copera y la exigencia que tiene este nuevo formato, además ha manifestado que el equipo se prepara para el envite con la "máxima ilusión".

El delantero sevillista Youseff En-Nesyri, que atraviesa un momento dulce, volverá a enfrentarse a su anterior club, por lo que puede que se cumpla la famosa "ley del ex", que sostiene que un jugador siempre anota a su ex-equipo.

Lo cierto es, que aunque posee 5 copas en su palmarés, hace varias temporadas que el club no alcanza rondas finales del torneo. Desde la final de 2018, el Sevilla ha caído en cuartos (contra el FC Barcelona) y octavos de final (contra un Mirandés de segunda división). El último triunfo en la competición fue en la final de la edición de 2010, frente al Atlético de Madrid.

Con estas estadísticas en mente y sin olvidar el batacazo del año anterior saltará el primer equipo mañana al césped del Metropolitano.