El Sevilla golea al Cádiz con un hat-trick de En Nesyri, máximo goleador de la liga.

Hacía tiempo que no se vivía un final de partido plácido en el Sánchez-Pizjuán. Gran partido del equipo de Lopetegui que tuvo el control del partido de principio a fin frente a un Cádiz que se vio muy superado por la efectividad local.


Pero la victoria de hoy tiene un nombre propio: Youssef En Nesyri. El delantero marroquí fue muy criticado desde principio de temporada tras el fallo en el mano a mano con Manuel Neuer en la final de la Supercopa de Europa disputada el pasado mes de septiembre. Muchos quisieron venderlo e incluso hace una semana, cuando el West Ham ofreció 25 millones de euros por él muchos querían que dicha oferta fuese aceptada. Se puede decir que el delantero, a base de goles, les ha callado la boca a todos. Con los tres goles de hoy se sitúa como máximo goleador del campeonato en solitario, 12 goles en 19 partidos estando todavía en el mes de enero.


Pero detrás de estos goles hay un equipo muy sólido que ha dado un paso adelante. En las últimas fechas, se ve a un equipo más incisivo en ataque y se está demostrando. Esta mejoría en ataque coincide con el estado de gracia del delantero, que no para de marcar goles. Este buen momento recuerda al “post-confinamiento” de la campaña pasada: en otras palabras, parece que Lopetegui ha dado con la tecla y se ve ese balance entre gol y seguridad atrás.


La victoria de hoy es la confirmación del buen juego que se viene dando en las últimas jornadas. Ahora bien, hay que reafirmarlo y seguir en cada partido. Estamos a enero, queda lo más importante, pero a día de hoy, parece que Lopetegui ha dado con la tecla.