El Sevilla consigue un punto en El Gran Derbi con gol de Suso al comienzo de la segunda mitad.



Un Derbi nunca se afronta como un partido más, seamos sinceros. Da igual quien vaya delante en la tabla que todo se iguala. Pero, no se por qué, hoy el sevillismo tenía la fé o, más bien, la seguridad, de que hoy el Sevilla arrollaría al Betis. Y, ojo, miento si digo que no pensaba que hoy el Sevilla era favorito, pero el Betis se crece en escenarios como el derbi.

Hoy el encuentro del Sevilla ha lucidos más por errores que por aciertos, para empezar, la primera parte se ha tirado a la basura. Ya solo la entrada de Óliver al once lo veía un sinsentido. Estos partidos se te exige garra, esfuerzo; y hoy Óliver no ha estado, para nada, a la altura. Prácticamente ni se le ha visto en el campo, no ha participado y no ha aportado en defensa. Simplemente, uno menos en el terreno de juego, y su sustitución ha sido totalmente merecida. No he visto un Sevilla que haya salido tan poco enchufado a un derbi, lo único positivo de los primeros 45' ha sido irse con un empate en el marcador. El partido cambia favorablemente para el Sevilla cuando entran Rakitic y En-Nesyri, que da resultados apenas al momento, cuando en la primera jugada En-Nesyri le da el pase de gol a Suso.

No se puede salir así ante el equipo con más goles encajados en lo que llevamos de Liga, esperaba un Sevilla lanzado en ataque, una versión diferente de los de Lopetegui, buscando el juego directo; pero no, de nuevo el Sevilla ha estado muy espeso en ataque, buscando el pase fácil y sin disparar a puerta, ni siquiera un ápice de peligro para Bravo.

La segunda parte se ha mejorado, se ha sido algo más agresivo, pero no ha sido suficiente para tapar los hoyos de la primera mitad. Hay que darle las gracias a Bono, una vez más, que salvó al Sevilla en par de ocasiones, la más importante el penalti parado a Fekir con empate en el marcador. Ya hablando de jugadores individualmente, duele decir que Navas no está en su mejor versión. El Duende de los Palacios no ha vuelto al 100% de la lesión, y me ha sorprendido que acabara el partido, más cuando entró Aleix Vidal sustituyendo a Ocampos.

El Sevilla tiene que mejorar, viene un partido importante ante la Real Sociedad y los rojiblancos deben mejorar la toma de decisiones en ataque, ser más resolutivos y verticales para batir a un rival directo como es el conjunto vasco.