Llegaba el Sevilla a la cita de Copa ante el Leganés tras la derrota cosechada ante el Atlético de Madrid, en un partido que mereció algo más. 

Julen Lopetegui tiene la ilusión de hacer algo importante en el torneo del KO.

 Bono: Partido tranquilo. 

Aleix Vidal: Llegó con velocidad y desborde por la banda, pero con escaso peligro.

Diego Carlos: Seguridad y contundencia.

Sergi Gómez: Sin demasiados problemas.

Rekik: Discreto partido. Hoy estuvo menos atrevido en sus subidas al ataque.

Gudelj: No tuvo excesivos problemas.

Óliver Torres: Correcto, pero sin dar ese paso adelante para ganarse un puesto en el once en encuentros más relevantes.

Jordán: El mejor en el centro del campo nuevamente, llevando la manija.

Munir: Intentó percutir en el área del Leganés, pero apenas pudo dejar detalles. 

Idrissi: Más discreto que en los anteriores partidos. Hoy no se ganó que Lopetegui confíe más en él para partidos de mayor enjundia.

De Jong: Un partido más, desaparecido.

Óscar: Su entrada ayudó a poseer con sentido el balón.

Acuña: Contundencia en defensa, y con peligro cuando llevaba el balón al ataque.

Suso: Dio sentido a las jugadas de ataque. 

Ocampos: Se notó su entrada, haciendo el gol del triunfo. 

Koundé: Volvió a jugar por la banda, y volvió a hacer con criterio y peligro. 

Fernando: Entró para que el 0-1 no corriera peligro.