Un Sevilla muy correcto vence al Rennes sin notar las ausencias de algunos de sus pilares fundamentales.


Hoy si, hoy si se hizo buen juego, hoy se metieron cuando se tenían que meter y así lo demuestra el resultado, hoy las cosas han salido como deberían de estar saliendo desde que empezó la temporada y el equipo sabe que esta es la línea a seguir.

Durante la primera parte se ha visto un equipo muy contundente, haciendo buen juego y con ocasiones que se materializaron, recalcando el gol o mejor dicho, golazo de Jules Koundé, que demostraba que tiene una zurda digna de un "9", al que se le sumaba el tanto de En Nesyri justo antes del final de los 45 minutos, el cual remató un centro magistral de Oliver Torres con un testarazo impecable.

Ya la segunda parte con el resultado más resuelto, se volvió un poco más calmada, con ocasiones tímidas por parte del Rennes bien defendidas por la defensa sevillista, con unos minutos de asedio del Rennes que quedaron en nada, con un pasotismo justificado quizás por la consecución de la clasificación. A pesar de todo, la única que tuvo el sevilla la transformó, de nuevo En Nesyri.

Un penalti dudoso en los minutos finales empañó la actuación sevillista en Francia, que fue imparable para Bono, el cual realizó un gran partido.

Muy destacable en este encuentro la actuación de Suso, que ya dejó ver sus "cositas" en el Pizjuán ante el Real Madrid y un Bono que apareció cuando debía, tapando el error del último partido con un par de paradas sobresalientes.

Hoy que es cuando "menos importaba" las cosas salieron como todos queríamos, así que hay que quedarse con que este el el camino a seguir.. ¡Dale Sevilla!