El Sevilla vence al Krasnodar en el último suspiro y certifica su pase a los octavos de final de la Champions League. 



"Clasificarte para los octavos de Champions es muy difícil y hacerlo en la cuarta jornada no es algo que entraba en nuestros planes pero lo hemos conseguido. Este equipo ha superado todas las adversidades que nos hemos encontrado", decía el técnico sevillista tras el partido. El Sevilla se clasifica a la fase eliminatoria a falta de dos partidos, tras estar invicto en estos primeros cuatro partidos. 

El Sevilla no contará con Escudero, que ha salido lesionado al comienzo de la segunda mitad, y con la baja de Acuña,  Lopetegui tendrá que reinventarse para cubrir el puesto. "Lamentablemente la lesión de Escudero tiene mala pinta. Deseamos que sea muy poco y que se recupere lo antes posible".

El Krasnodar comenzó muy mentalizado con llevarse el partido en la segunda mitad, incluso pudieron ponerse por delante del marcador en los minutos finales, pero en un contraataque en el último minuto el Sevilla se llevó los 3 puntos. "Ellos se jugaban el todo por el todo. En el segundo tiempo nos estábamos hundiendo y hemos cambiado de sistema. Tras el empate hemos mejorado y hemos tenido oportunidades para ganar y lo hemos conseguido. Hay que darle el valor que tiene a ganar. En el fútbol y en la Champions siempre se sufre".

Lopetegui utilizó a Rekik para suplir la baja de Escudero y, tras el gol del Krasnodar, Idrissi salió como revulsivo. "Rekik e Idrissi han entrado prácticamente sin calentar pero lo han hecho bien. A todo el mundo le va a sonar el despertador y hay que estar preparado".