OPINIÓN | "Me da coraje", por Sergio Álvarez

Me da rabia, es superior a mí. Que sí, que es buenísimo, claro que es lo es, pero, ¿tiene que jugarlo él absolutamente todo? 


El caso de Jesús Navas es algo que muy poquitos futbolistas en el mundo pueden decir, indiscutible con tu club, donde disputas absolutamente todo, a menos que tu equipo, con todos los respetos, juegue contra un tercera. Titularísimo también para Luis Enrique y él, claro, encantado de representar a España. Porque así es Jesús Navas, insaciable, que corre igual estando en frente el Gimnástica Torrelavega que el Manchester United, que insiste en sus internadas por bandas todas las veces que haga falta; que regatea, se para y vuelve a regatear, para centrar en la cara del rival las veces que sean necesarias para hacer gol. Es su forma de ver el fútbol: correr y competir al máximo sea quien sea el otro conjunto. 

El aficionado sevillista sabe la de años que lleva siendo el 'duende de Los Palacios' tan importante para esta entidad, que da la sensación que cada año depende aún más de las acciones del canterano, que se queda alucinado cada vez que lo ve correr esa banda derecha y realiza ese famoso recorte que el rival es consciente que va a hacer, pero es incapaz de bloquear el centro. Precisamente, al saber lo fundamental que es, verlo jugar sábado sí y martes también, además de parón de selecciones, actuando todos los minutos que Luis Enrique desee... cada segundo que acumula en encuentros que no sean de vital importancia, a mí me irrita, porque pienso: "verás tú, al final se va a romper y vamos a tener que jugar en Champions haciendo experimentos en el lateral"  

El jugador es de esos 'elegidos' que poseen una genética envidiable y que se cuentan con los dedos de una mano las veces que se ha tenido que perder partidos por lesión, pero aún así puede pasar, porque sabemos el nivel de imposición que requiere el deporte de élite, que juegan con dolores, molestias, infiltrados... en una carrera puede lesionarse. ¿Y ahora qué?, nos vemos obligados a prescindir de él y realizar conjeturas porque ha decidido disputar cada semana 180 minutos sin descanso. Una plantilla normalmente está conformada por 2 jugadores por posición. Uno de los aspectos de todo entrenador, debe ser el intentar tenerlos en buena forma física durante el curso completo. Para que Navas llegue en buen estado físico a marzo, que es donde verdaderamente se 'cuecen las habas',debe llegar a un consenso con Lopetegui para poder ver partidos desde el banquillo. Mejor perderse el partido del Eibar por suplencia, que perderse el del Eibar, Chelsea, Rennes, Krasnodar, Barcelona y Villarreal por lesión.

Publicar un comentario

0 Comentarios