PREVIA | Sevilla FC - Manchester United | Veneno

Tan sólo un paso, para la soñada cita final. 


Un magnetismo tan especial, que no por usual deja de hacer sentir como si fuera la primera vez, se sigue empeñando en que este cuento de verano tenga una tercera parte. Un veneno que es tan recíproco que aún no se sabe quién envenenó a quién.

Ni falta que hace. Como toda cosa mágica no tiene explicación, y buscarla sería una pérdida de tiempo. Lo único que se sabe es que es algo tan mutuo que aún no han aprendido a vivir el uno sin el otro. Una simbiosis que transciende de lo objetivo.

El enganche es por las dos partes, y a pesar de no ser primavera, la sangre se sigue alterando igual. Sólo un último escollo separa la ocasión de esa última cita con ella.

Un sentimiento de pertenencia que se ha ido forjando con el paso de los años. Pasan jugadores, entrenadores, también dirigentes, pero hay algo ahí que escapa de toda lógica y que siempre permanece. El veneno de un corazón que late gritando.

Lopetegui y los suyos lo saben. Por ello, se vaciarán el próximo domingo para poder seguir aspirando a ella. No está siendo una senda fácil, algo de esperar, pues a grandes objetivos no se pueden pedir caminos de rosas. Y menos a éste.

Hacía ya tiempo, más del deseado, que la fusión entre el aficionado de a pie y el equipo no era tan grande. Esa forma de identificarse sólo surge de la unión del grupo, que por sí sola siempre termina transmitiéndose hacia afuera.

Todo eso se vería reflejado en el recibimiento a Gudelj, uno de los futbolistas clave para el técnico vasco, que tras dar negativo viajó a Alemania para unirse a sus compañeros. El pivote serbio podrá ayudar en estos últimos escalones del camino. Una ilusión común, acompañada de una unidad inquebrantable.

Porque hasta el que no juega, aporta como el que más. Y es que no serán muchos los cambios realizados en el once titular. La única alternativa la podrá dar el recién llegado Gudelj, que podría disputar minutos según se vaya desarrollando el partido. O incluso no hay que descartar la presencia de Luuk de Jong, para poder aliviar la alta presión de los ingleses y ayudar a descargar el juego. 

Tras el buen rendimiento ofrecido en los anteriores encuentros,  y dado el poco tiempo de preparación, dar continuidad a esas piezas parece lo más sensato para poder ver el sueño más cerca.

Manchester United. Ese será el último aspirante, y obstáculo, antes de llegar a la cita final. Sólo con el nombre ya habla por sí sólo. Entidad histórica en Inglaterra y en Europa; y uno de los clubes más importantes del mundo a nivel social, deportivo y económico. Casi nada.

Los de Solskjaer, con galácticos en sus filas como Pogba, Martial, Rashford, Matic o Bruno Fernandes, vienen de sufrir en el pasado encuentro ante el Copehague. Un partido que se decidiría por la mínima en la prórroga, gracias a un penalti riguroso a favor de los ingleses.

A pesar de eso, no quita que el potencial sea tremendo y que, a su mejor nivel, cuenta con futbolistas que no te perdonan.

Con un gran juego interior y estrellas determinantes en la faceta atacante, los red devils explotarán su fútbol en campo rival, soliendo juntar hasta tres delanteros en el once inicial. Bruno Fernandes, pieza fundamental, será la brújula del equipo.

El alto nivel provoca que haya que dar lo mejor de sí, pues el más mínimo error, será penalizado. Un escollo de campanillas. Qué menos que tener una competencia acorde a quién se pretende.

Después de esto, habrá quien diga que ella está infravalorada. Algún amigo, ese eterno soltero, que se encargará de decirte que no merece la pena. Que es demasiado poco agraciada para ti. Aunque tú tienes respuesta para eso. Porque por mucho que te digan que es fea, sólo tú sabes apreciar su belleza. Qué sabrá él de amor.

Y aunque haya aspirantes que jueguen a hacer creer que la desean más que nadie, a pocos pueden engañar. No hay nadie, aunque muchos lo intenten, que la quiera como nosotros. Nosotros lo sabemos. Y ella, seguro que también lo sabe.

Por eso, estará esperándonos. Llegó la hora de sacar todo ese veneno rojiblanco de las mejores galas, para poder aspirar… a la última cita.

Estadio Rhein Energie | Domingo, 16 de agosto de 2020 | 21:00 h.

Publicar un comentario

0 Comentarios