Las palabras de Éver Banega en su despedida del Sevilla FC

El argentino completó su último partido con el Sevilla FC el pasado viernes, puesto que no podrá estar en el terreno de juego ante el Valencia por sanción.


Fotografía: Jesús Ruiz

"Espero dar lo mejor hasta el último momento, gracias por lo que me dieron a mí y a mi familia, creo que los mejores años de mi carrera los he dado en el Sevilla. Ya son cinco años aquí y siento que ya le di todo al Sevilla". Así, comienza el vídeo de despedida que ha preparado el club para el argentino.

"Tengo muchos y muy buenos recuerdos", asegura el argentino que llegó muy joven a LaLiga de la mano del Valencia, y que coloca a Emery como pieza importante en su carrera. "Creo que le debo muchísimo a él", admite Banega, que cuenta cómo fue su llegada al Sevilla FC: "Me llama Unai cuando estaba en Newell's -cedido- y me preguntó por mi situación. Mi idea era salir del Valencia. Me dijo 'Yo estoy en Sevilla, piénsatelo'. Lo hablé con mi agente y cuando volví a Valencia ya se cerró todo".

"Él me conoce y sabía lo que podía dar y me hice a la idea que él me iba a ayudar mucho. Sin duda los mejores años de mi carrera los he dado aquí. Gané la Europa League y dije 'éste es mi lugar', y el año siguiente gané otra Europa League y no lo podía creer. Esos años fueron impresionantes, con toda la gente en la calle...", afirma el mediocentro, quien admite que como en Sevilla no ha vivido el fútbol con tanta pasión. "Es donde mejor me he sentido y donde más cariño me dieron por la pasión que se vive. Cada rival que venía a casa teníamos la sensación de que, aunque fuéramos perdiendo, íbamos a ganar ese partido. Esa unión entre la afición, el cuerpo técnico y jugadores la he visto en pocos lados. Aquí la he sentido y la palpé", afirma.

Llegó para hacer olvidar a la figura de Rakitic, alguien que, esta vez, podría retornar al club de Nervión: "No era facil reemplazar a Iván, pero quería demostrar que el Sevilla había apostado por mí era por algo".

Los derbis sevillanos siempre se quedarán marcados en su cabeza. "Los derbis son apasionantes. Ésta es en una ciudad caliente y con dos aficiones que son muy fuertes, por eso los derbis son los mejores y si los ganas, aún mejor. He tenido la suerte de ganar más de los que he perdido. En esos partidos no existen tácticas ni nada, sólo cabeza y corazón", asegura.

Tras 234 partidos, 28 goles y 34 asistencias dice adiós el jugador más valorado del Sevilla en su reciente historia. Y con 315 encuentros (155 en el Sevilla) también se despedía el pasado jueves de LaLiga Santander.

Publicar un comentario

0 Comentarios