Resumen de temporada 19/20 | Sevilla FC

La primera temporada de Julen Lopetegui en el Sevilla FC ha sido un éxito, cumpliendo el objetivo liguero de clasificarse para Champions League y colocando la sexta Europa League en las vitrinas del Sánchez-Pizjuán. Desde El Sevillista te traemos el resumen y las claves de una temporada para el recuerdo.


El acierto en la planificación deportiva.

La vuelta de Monchi a la dirección deportiva de Nervión traía muchas expectativas, todos los ojos estaban puestos en Monchi, pues el León de San Fernando lo volvió a hacer. Monchi apostó por darle un nuevo look al Sevilla F.C., renovando prácticamente toda la plantilla, con un nuevo entrenador en el que la afición depositaba más bien poca confianza, Julen Lopetegui, que venía de unos de los episodios más polémicos en la historia del futbol español, tras ser cesado de la Selección Española a falta de escasos días de comenzar el Mundial de Rusia.

No obstante, como es habitual, a lo largo de la temporada se vio reflejado el acierto de Monchi en los resultados, pues el equipo que había diseñado el gaditano era ideal para acogerse al estilo de juego de Julen, que pese a ser el foco de atención durante muchos tramos de la temporada, supo solventar esas dudas que tenían muchos sevillistas en el vasco, demostrando su capacidad para leer los partidos y dando lecciones tácticas a numerosos entrenadores a los que se ha enfrentado. 

Uno de las claves de este Sevilla ha sido, insisto, el retorno de Monchi a los despachos de Nervión. Sin Monchi, como se ha demostrado temporadas atrás, al Sevilla se le apaga el motor constantemente, deriva en un barco sin rumbo que se estrella con el iceberg más insignificante, para acabar tapando con un parche de tela la fuga y volver a tropezar con la misma piedra. Monchi es el capitán perfecto para tomar el timón de un barco hacia el éxito, como lleva demostrando dos décadas.

La Liga de la constancia.

Si el Sevilla no lograba volver a Champions en las ultimas temporadas se veía causado por una notable bajada de nivel y competitividad en las rectas finales de las pasadas campañas, el ejemplo más reciente, la Liga de Machín, que estuvo gran parte del campeonato en zona de Champions, pero un deficit de nivel en la 2ª vuelta provocó que el Sevilla bajase a puestos de UEL y, el bajo nivel de competitividad del equipo, provocó el cese del técnico soriano. Pero esta temporada ha sido diferente, el equipo de Julen mostró el mismo nivel de competitividad desde el comienzo hasta el final en una de las ligas mas disputadas de los últimos años.

El conjunto hispalense comenzó a pedir de boca la Liga, consiguiendo estar invicto durante las primeras cuatro jornadas (ante Espanyol, Granada, Celta y Alavés), lo que hizo que el Sevilla se instaurara en esa tercera plaza en la que se instalarían gran parte de la temporada. Unas primeras jornadas en la que se iban conociendo las caras nuevas, y en las que ya destacaban las actuaciones de Diego Carlos, Fernando u Ocampos, ademas de un Jordan en un espléndido estado de forma, dando puntos al conjunto sevillista, con ese estético gol de falta ante el Alavés. La primera derrota sevillista llegaría ante el Real Madrid, en un partido en el que la suerte no acompaño a los sevillistas, permitiendo así que el Real Madrid, pese no a realizar su mejor partido, fuese el primer equipo en ganar a los sevillistas en esta campaña. Tras la visita del equipo merengue a la capital andaluza, el Sevilla viviría uno de los momentos mas trágicos de la temporada, la visita a Ipurua. Si es verdad que el sevillismo estaba contento con el papel de Lopetegui hasta el momento, la infravaloración de la afición del Sevilla sobre el técnico vasco haría que, como es costumbre en los sevillistas -me incluyo-, pidieran cabezas a la primera de cambio, en especial la de Lopetegui, pues si es verdad que pese a que Julen estaba cumpliendo en el banquillo hispalense, gran parte del Sánchez-Pizjuán seguía sin tenerle cariño al vasco, y no por lo profesional, sino por decisiones que se tomaron en el pasado que a muchos sevillistas les parecían deplorables. El tropiezo de Ipurua, que para quien tenga escasa memoria, los locales remontaron un 0-2 de los sevillistas a falta de 20´, sirvió para que muchos empezaran a dudar en el equipo, no solo en Julen, también en jugadores como Koundé, que pese que ha acabado la Liga con un nivel espectacular, no empezó con buen pie, haciendo una actuación insuficiente ante los armeros.

Sin embargo, que mejor manera de recuperar confianza que siendo esta vez tú el que remonta, y ademas ante un rival directo como era la Real Sociedad, remontándoles un tempranero 0-1 para acabar con un 3-2 final, con un Ocampos en ataque, que ya anotaba sus primeras dianas como sevillista y se ganaba el cariño de la afición. Y tras una derrota muy abultada en comparación a lo visto en el campo ante el Barcelona, los de Julen volverían a encadenar una buena racha de imbatibilidad, endentando 8 encuentros sin conocer la derrota, entre ellos, un derbi en el que el Sevilla FC enmudeció al Villamarín jugando y anulando al Betis de manera excelente para hacerse con un Gran Derbi más que merecido. Tras una etapa de altibajos por los que el Sevilla pasó esa dolorosa eliminación copera ante el Mirandés, la derrota ante el Real Madrid con polémica y la remontada celtista tras el gol de En-Nesyri, los sevillistas encadenarían una racha inédita en la historia, pues la derrota ante el Celta en la jornada seria la última vez que el conjunto de Julen Lopetegui saborearan el amargo sabor de la derrota, encadenando 15 encuentros sin perder. Esa regularidad en el tramo post-cuarentena ha hecho que el equipo sevillista se afianzara los puestos de Champions dos jornadas antes del cierre liguero, incluso alejándoselo 10 puntos del siguiente clasificado, el Villarreal.

Una Liga de números.

Uno de los debates a mitad de temporada era la falta de gol del conjunto hispalense, De Jong cumplía en el terreno de juego, pero en la faceta goleadora no estaba tan acertado. Al Sevilla de Lopetegui, a vista de la afición sevillista, le faltaba gol en comparación con los últimos años; recordemos que en temporadas anteriores el equipo de Nervión contaba en sus delanteras jugadores como Ben Yedder, Sarabia, Gameiro, Bacca o Vitolo, jugadores que aseguraban un colchón de goles para la entidad sevillista y hacían que la afición sintiera seguridad en ataque. Pero, pese a que este año no daba esa sensación de tener una delantera peligrosa mas allá de Ocampos, el Sevilla ha tenido una cifra de 54 goles, la tercera temporada más goleadora, en comparación con las ultimas cinco ligas. Uno de los reproches de la afición era la poca verticalidad a la hora de atacar, la dificultad del Sevilla para llegar a puerta, pero aunque no lo pareciera, el Sevilla ha sido el cuarto equipo con mas disparos a puerta por partido (12,9), solo por detrás de Villarreal (13), Barcelona (13) y Real Madrid (14,8).

Habiendo hablando del ataque, toca elogiar a la defensa. La gran virtud de este equipo ha sido la solidez defensiva que ha mostrado durante todo el campeonato, ha hecho que este sea el mejor Sevilla en los últimos años en la faceta defensiva, como ya contábamos en nuestra web, el Sevilla FC ha sido un fortín este año. Pero nunca viene mal recordar y alabar las actuaciones defensivas del conjunto hispalense; en comparación con los últimos años, este ha sido el Sevilla que menos ha encajado, recibiendo tan solo 34 goles en las 38 jornadas ligueras. Uno de los puntos ha destacar es la capacidad del Sevilla para realizar transiciones defensivas espectaculares, ya sea el minuto 15 que el 88. El gran compromiso de absolutamente todos los jugadores del Sevilla en defensa ha hecho que este equipo sea un muro defensivo prácticamente impenetrable. Las fascinantes transiciones defensivas recuerdan a las del Atletico de Madrid del Cholo, que también se centra en que todos los jugadores defiendan dando igual el minuto que sea. Esto desemboca en que los hispalenses hayan encajado tan solo 1 un gol a causa de un contraataque. Pero no todos los elogios tienen que ir a la defensa, sino también recalcar el gran nivel de ambos porteros, tanto de Vaclik, que ha logrado 14 portes imbatidas (el cuarto portero con mas porterías imbatidas), como de Bono, que tras la lesión del checo en el final de tramo liguero, el marroquí mostró un gran nivel, consiguiendo no encajar ni un solo gol en 4 partidos de los 6 jugados.

Siguiendo la comparación con las pasadas cinco campañas, cabe a destacar que este ha sido el peor Sevilla FC como local desde la 15/16; los de Julen Lopetegui han conseguido tan solo 37 puntos en el Sánchez-Pizjuán (10V-2E-7D), que pese a que son buenas cifras (el quinto mejor de la categoría) siguen siendo inferiores a las de los últimos años. También es verdad que los hispalenses han hecho la mejor temporada como visitantes consiguiendo 33 puntos lejos de Nervión (9V-6E-4D), el segundo mejor equipo fuera de casa en Liga tras el Real Madrid. Al Sevilla le hacia falta competir fuera de casa, como no ha hecho en las pasadas campañas, para volver a colocarse en los alto de la tabla, y este Sevilla no solo ha sabido competir, sino también ganar en estadios en los que no conseguía puntuar desde hace años, como San Mames (desde 2009).

Uno de los problemas la temporada pasada era el juego aéreo. El Sevilla apenas creaba peligro en jugadas a balón parado o en centros laterales, cosa que Monchi se encargó de cambiar para esta temporada, fichando jugadores con una altura considerable y que dominaban el juego aéreo, ya sea el ejemplo de De Jong, Diego Carlos u Koundé, que además de medir 1´84, el francés cuenta un potentísimo salto digno de jugador de la NBA. Para dejar aun más clara la importancia del juego aéreo este año, sigamos hablando de números: este año el conjunto de Lopetegui ha anotado 13 tantos a balón parado, el que más de La Liga (empatado con el Betis) y, el año pasado, anoto 7. Si hablamos de jugadas en contra, este año el Sevilla ha encajado 7 goles a balón parado, mientras que la temporada encajó uno menos.

Las bandas han sido muy importantes este año, los centros laterales e incorporaciones de Reguilón y Navas en los laterales han sido la principal vía de ataque en la mayoría de encuentros, también, como es obvio, las actuaciones de Ocampos en ambas bandas y la de Munir en el segundo tramo de la temporada apareciendo desde banda izquierda. El 77% de los ataques del Sevilla esta temporada en Liga han sido desde las bandas (37% por banda izquierda y 40% banda derecha). Esto hace que el centro del campo sea utilizado tan solo el 23% como vía de ataque, siendo el segundo equipo que menos haya utilizado el centro del campo para atacar. Los sevillistas han sido el equipo que ha realizado más centros por partido (23, al igual que el Eibar.), siendo Navas el jugador que más centros ha realizado esta Liga (259), además, el 'Duende de los Palacios' ha sido el tercer jugador con mas minutos disputados en Liga (3371') pese a sus 34 años de edad. 

La conquista de la Sexta.

Como ya todo sevillista sabe, el conjunto hispalense ha ganado, de nuevo, la Europa League, en una situación atípica debido al CO-VID19, pues las eliminatorias se disputaron a partido único en territorio neutral y, además, sin público. Sin embargo, el Sevilla FC ha arrasado en una de las ediciones más complicadas de la UEL, jugando un fútbol digno de lo que es, un equipo de Champions. Para conseguir el título, el conjunto de Julen Lopetegui ha tenido que batir ha grandes potencias del fútbol europeo como son la Roma, los Wolves, el Manchester United y, en la gran final, el Inter de Milán.

Al Sevilla le tocó en fase de grupos el Grupo A, con rivales, con respeto a dichos equipos, asequibles para el conjunto sevillista. Apoel, Qarabag y Dudelange serían los equipos que el Sevilla debería someterse para pasar a las eliminatorias, cosa que al Sevilla no le costó demasiado, ganando cinco de los seis encuentros, tan solo perdiendo el ultimo de ellos, ante el Apoel. El cuadro sevillista pasaría a dieciseisavos de final como primero de grupo y se enfrentaría al Cluj en dicha ronda eliminatoria. Partido que parecía fácil, pero no. Le costó al Sevilla eliminar al club rumano en la única eliminatoria a doble partido de la competición, pues los rumanos no se dejaron intimidar por los hispalenses, incluso estuvieron a punto de eliminar al Sevilla con un gol en la vuelta en el 87', que por fortuna sevillista, el gol quedó invalidado por mano de un jugador del Cluj en el transcurso de la jugada. Dramas a parte, el Sevilla logró clasificarse para la siguiente ronda, gracias a que los sevillistas anotaron un tanto en territorio rumano.

Tras el Cluj, al Sevilla le tocaría la Roma. Partido que quedaría aplazado debido a la situación por el CO-VID19, que pese a que todavía se seguían disputando partidos, los equipos italianos se negaron a viajar por precaución. Finalmente, el encuentro se disputaría 4 meses después en Colonia, Alemania. El conjunto romano venía en un espléndido estado de forma, pues desde la reanudación de la Serie A, la Roma encadenaba 9 partidos sin conocer la derrota. Lopetegui adoptó el juego del equipo para enfrentarse al sistema de tres centrales que planteaba la Roma y le salió a pedir de boca, los romanos quedaron totalmente anulados por el juego sevillista, que dio un recital tanto defensivo como ofensivo para imponerse por 2-0 ante el conjunto de Fonseca. Tras la Roma, al Sevilla le tocaría enfrentarse al nuevo grande del futbol inglés, los Wolves de Nuno. El partido se pondría cuesta arriba para los sevillistas, pues Diego Carlos cometería penalti tras una carrera de Adama, pero aparecería uno de los nombres de esta UEL, Bono, que atajaría el penalti transformado por Raúl Jiménez, que nunca había fallado un penalti a nivel de clubes. Tras unos primeros minutos de dominio inglés, el Sevilla cogería las riendas del partido, hasta que un tardío cabezazo de Ocampos a centro de Banega, le daría el pase al conjunto hispalenses a semifinales de la UEL. Llegados a ese punto, a todo sevillista le empezaron a entrar los nervios, pues le quedaba los más difíciles de la competición, el Manchester United, que llegaba en un gran momento de forma con una de las mejores delantera de Europa, formada por Martial, Rashford y Greenwood, y con un Bruno Fernandes que le había dado un lavado de cara al conjunto de Solskær. Las semifinales se pondrían cuesta arriba de nuevo para el Sevilla tras otro penalti de Diego Carlos, pero esta vez Bruno Fernandes no falló y adelantó a los 'Red Devils'. No obstante, nunca debes dar por muerto al Sevilla, que pese a que la delantera de los ingleses se estaban imponiendo a la defensa sevillista, apareció Bono para salvar a los hispalenses, el equipo de Lopetegui supo aprovechar las lagunas defensivas del United, y gracias a Suso y a De Jong, el Sevilla le daría la vuelta al resultado y se clasificaría para otra final europea, la onceava, más que ningún otro equipo en el siglo XXI. Y si hablamos de final de la UEL, el Sevilla no sabe hacer otra cosa que ganarla. Pese al mal comienzo tras otro penalti de Diego Carlos, que anotaría Lukaku, el Sevilla supo reaccionar con un gol de De Jong, que se lanzó en plancha para anotar el empate tras un centro exquisito de Navas al primer palo. Se pondría el Sevilla por delante tras un golazo de De Jong tras un centro de Banega con música, pero le duro poco la alegría al cuadro nervionense, pues Godin marcaría el empate con el que se irían ambos equipos al descanso. El buen hacer defensivo del equipo, destacando a Koundé que anuló por completo a Lautaro, y las buenas intervenciones de Bono, hizo que el Inter apenas creara peligro en la portería del equipo nervionense. El dominio sevillista y una chilena espectacular de Diego Carlos para anotar el tercero, hizo que el conjunto de Julen Lopetegui ganara la sexta Europa League para el Sevilla FC.

Los datos de la sexta.

Pese a que el Sevilla no jugó ningún partido asequible, todos fueron disputados y ante rivales de un gran nivel, el cuadro hispalense ha contado con buenas en estadísticas durante esta UEL 19/20.

El Sevilla ha sido, con diferencia, el equipo con mas posesión en esta fase final de la UEL (63,8%) y ha sido el equipo con más afinidad en el pase (88,5%). El conjunto hispalense cuenta con 17,2 tiros por partido, el tercero que más tira de la competición. Además, el Sevilla ha sido el equipo con menos derrotas jugando fase de grupos, perdiendo tan solo un partido de once disputados.

En lo individual, Sergi Gómez es el tercer jugador con mas acierto en el pase (96,1%), seguido por Gudelj (95,9), además, tanto Sergi como Gudelj se encuentran entre los jugadores con mas pases por partido (87 y 78,8%, respectivamente) y el Serbio, es el jugadores que más pases ha realizado en la competición (788). La Europa League de Koundé ha sido de libro, ha sido el defensa menos regateado, ha ganado el 77% de los duelos aéreos disputados y ha promediado 2,3 robos por encuentro. Además, el francés es un amuleto para el club, pues con él en el campo, el Sevilla pierde tan solo el 3% de sus partidos. Y, para colmo, Navas se ha convertido, levantando la sexta, el jugador en solitario con más títulos en la historia del club.

En definitiva, Julen Lopetegui ha sabido llevar de nuevo al Sevilla a lo más alto. Lopetegui y Monchi han hecho que este Sevilla sea temido en toda Europa, han hecho historia en Nervión. Han conseguido, con un equipo nuevo, como es habitual en Monchi, ganar la 6ª Europa League, que se dice rápido. Además, esta ha sido la temporada con menor porcentaje de derrotas en toda la historia del club (14,8%) y ha cosechado la mayor racha sin perder en la historia del Sevilla FC (21 partidos sin conocer la derrota) y ha conseguido 12 finales europeas en el siglo XXI, más que ningún otro equipo. Este equipo es historia del Sevilla FC, y nada más que lleva un año.

Publicar un comentario

0 Comentarios