Julen Lopetegui era la viva imagen de la felicidad al término del partido, después de la victoria del Sevilla ante el Beits (2-0) en el derbi sevillano con el que se retomó LaLiga Santander


El entrenador del conjunto hispalense se mostró muy satisfecho con poder haber resuelto con victoria el retorno a la competición: "Siempre es importante entrar bien, después de un parón de tres meses y una tragedia en todo el país. Volver con la mejor mentalidad no es fácil y el equipo lo ha hecho"

En este sentido resaltó el esfuerzo que han tenido que hacer sus futbolistas para llegar a un buen nivel a un encuentro tan importante: "Hemos llegado justos y con el gancho, pero el equipo ha respondido bien".

Lopetegui hizo una comparación con la Bundesliga y la Serie A, para poner en valor el juego desplegado por su equipo: "Si no hubiera cinco cambios hubiéramos acabado los dos equipos con nueve. En Alemania juegan un partido a la semana y en Italia llevan un mes entrenando".

El preparador vasco reconoció que había sido un derbi extraño: "La extrañeza es fruto de la situación. Hemos tenido que hacer un esfuerzo muy grande para jugar a este ritmo y adaparte a una relidad diferente". También por la falta de publico: "Aunque no haya habido ruido aquí, seguro que lo habrá en la ciudad".

El técnico del Sevilla no quiso entrar a valorar el polémico penalti con el que su equipo encarriló la victoria: "No he podido ver la acción, pero creo que, así como el partido de la primera vuelta fue más equilibrado, en este partido hemos merecido los tres puntos".