Header Ads Widget

Responsive Advertisement

16 años del gol que cambió la historia del Sevilla FC

 Tal día como hoy, hace 16 años, Antonio Puerta marcaba el gol que clasificaba al Sevilla FC para la final del que sería su primer trofeo de la UEFA Europa League. 


Si bien el libro de las efemérides del Sevilla FC está repleto de anécdotas, historias, goles y jugadores históricos que permanecen en continuo recordatorio por parte de la afición, el hito que hoy se conmemora es uno de esos que, al rememorarlo, dibuja sonrisas de orgullo y añoranza en los rostros sevillistas: el gol de Antonio puerta ante el Schalke 04.

Dieciséis. El mismo número que el protagonista de este hito solía llevar a la espalda, es el número de años que han pasado desde entonces. El tiempo parece volar, especialmente cuando eres el equipo que más UEFA Europa League ha conseguido en la historia del campeonato, sin embargo, no borra de la memoria el que fue el gol que le llevaría a clasificarse para su primera Copa de la UEFA, especialmente cuando su intérprete es uno de los jugadores más queridos, recordados y añorados de la historia del club.

Era 27 de abril de 2006. Mientras en la ciudad de Sevilla se celebraba el Jueves de Feria, a varios kilómetros del Real, el Sevilla FC se estaba jugando en el Sánchez-Pizjuán el partido de vuelta de semifinales de la entonces llamada Copa de la UEFA (hoy UEFA Europa League) ante el Schalke 04.

Tras un resultado poco favorecedor para el conjunto de Nervión en el partido de la ida en Alemania, con un marcador 0-0, el Sevilla FC afrontaba un encuentro que se convertiría en uno de los más duros y, sin saberlo, el más importante de su historia. El partido comenzó sin especiales movimientos a destacar, se hacía casi tedioso para el aficionado, sin embargo, todo cambió cuando llegó la prórroga.

En el minuto 100 del encuentro, desde la banda derecha, un jovencísimo Jesús Navas hacía llegar a los pies de Antonio Puerta un balón que no podía dejar pasar. Pegándole con el exterior de su “zurda de diamantes”, el esférico llegaba al fondo de la red a través del segundo poste. Entre sevillanas y farolillos, se escucharon gritos de gol. Tras varias décadas sin que el Sevilla FC se clasificara para ninguna final, los de Juande Ramos conseguían gracias a Antonio Puerta el 1-0 en el marcador que les daba el pase a la que sería su primera final europea.

Como no podía ser de otra forma en pleno Jueves de Feria, las celebraciones se llevaron al Real de la Feria, donde jugadores, sevillistas, e incluso, aficionados del Schalke 04, festejaron la clasificación hasta altas horas de la madrugada.

El final de esta historia es bien conocido por todos: el 10 de mayo de 2006, el Sevilla FC se proclamaba flamante campeón de la Copa de la UEFA en la final de Eindhoven. El final de esta historia, pero el comienzo de otra totalmente distinta.

 

 

 


Publicar un comentario

0 Comentarios