Header Ads Widget

Responsive Advertisement

ANÁLISIS | VFL Wolfsburg: “Los lobos están de vuelta”

El conjunto alemán ha regresado a la Champions League seis temporadas después 

En la Champions League juegan los mejores equipos del continente y, por mucho que se hable de la “facilidad” del grupo G, no lo es ni mucho menos. En un grupo en el que está el campeón francés, el cuarto en España, el campeón austriaco y el cuarto en Alemania. El Wolfsburgo ha regresado a la Champions League seis temporadas después, cuando llegó a los cuartos de final en la temporada 15-16. Ahora, los alemanes sueñan con, por lo menos, acercarse al gran éxito de su último paso por la competición y alargar su estancia en ella lo máximo posible.

Su meritoria cuarta posición en la campaña pasada, por delante de equipos del calibre del Borussia Mönchengladbach o el Bayer Leverkusen, le otorgó la posibilidad de jugar esta competición después de seis temporadas vagando por la Europa League o, en muchas ocasiones, ni eso siquiera.

La escasez goleadora compensada por el muro atrás

El Wolfsburgo no se caracteriza por ser un equipo ofensivo. Actualmente, se encuentra tercero en la Bundesliga con 13 puntos de 18 posibles. Ha anotado ocho goles en los seis partidos disputados, siendo el killer Wout Werghorst el máximo artillero, con 4 goles. Unos números algo pobres para un equipo que aspira a estar entre los más grandes de su país.

Sin embargo, esa falta de gol la compensa con su bloque defensivo. Una defensa comandada por Lacroix y Brooks, que no estará frente al Sevilla por sanción, unido al buen hacer del portero belga Koen Casteels han convertido al equipo germano en uno de los más fiables defensivamente de la Bundesliga, habiendo recibido cinco goles, tres en su último partido frente al Hoffenheim (3-1).

La mano del legendario Mark Van Bommel

Todo barco necesita un capitán, igual que toda orquesta necesita un director; pues ese es la leyenda holandesa Mark Van Bommel, bien conocido por su etapa de futbolista. El técnico ha sido fichado este mismo verano después de que Oliver Glasner abandonara el barco para dirigir al Eintracht Frankfurt.

Van Bommel no ha empezado mal en su nuevo club, su esquema de 4-2-3-1 con dos medios defensivos evitando las incursiones por el centro del equipo rival. Los laterales Mbabu y Roussillon apoyan los ataques, lo que hace muy peligroso los ataques por los costados. Tiene cierta similitud al estilo del Sevilla, con un delantero tanque, que busca el remate en el área. Los medios aseguran apoyo a la defensa y mueven el juego del equipo a los lados. Tratan de tener la pelota, aunque no se obsesionan con ella.

Los centrocampistas no son novedad, Arnold y Guilavogui llevan muchos años en el club y siguen dando de que hablar. Maximilian Philipp ha resurgido después de haber estado en calidad de cedido en el Dynamo Moscú, siendo titular en este inicio de campaña.

Inicio agridulce, con buenas sensaciones ligueras y una dolorosa eliminación

La temporada en la Bundesliga ha comenzado de una forma más que notable: 13 puntos y tercero, habiendo derrotado a rivales de la talla del RB Leipzig (1-0). Sin embargo, tras cuatro victorias consecutivas, actualmente encadena dos partidos sin ganar, con un empate frente al Eintracht Frankfurt (1-1) y la ya mencionada derrota frente al Hoffenheim, que han dejado una distancia de tres puntos con el coloso Bayern Münich, dueño y señor de la Bundesliga.

Sin embargo, la eliminación en la DFB Pokal antes de que comenzara la Bundesliga frente a un equipo infinitamente inferior (el PreuBen Münster de la liga regional) dejaron tocado al equipo de Van Bommel (2-0) y han dejado al equipo disputando tan solo dos competiciones.

La Champions League comenzó con un trabajado punto en Lille (0-0), jugando casi toda la segunda parte con un futbolista menos por la expulsión de Brooks.

Ridle Baku, la joven estrella que ya es internacional

Habiendo hablado prácticamente de todo el once tipo del Wolfsburgo, solo queda hablar de su jugador más destacado: Ridle Baku. Se trata de un extremo derecho de 20 años, rápido y con gol. Suma tres goles en lo que va de temporada: dos en Bundesliga y uno en DFB Pokal. La Champions League puede ser su gran escaparate para dar el salto definitivo.

Con esa temprana edad ya ha sido internacional en dos ocasiones con la selección alemana. También lo ha sido en 14 ocasiones con la sub-21, anotando dos goles. Ha pasado por todas categorías inferiores del combinado alemán hasta llegar a la absoluta.

No hace ni un año de su llegada al Wolfsburgo procedente del Mainz 05, pero su explosión hasta ahora ha llamado la atención de muchos clubes. Ahora, disputando la Champions League, tiene la oportunidad de dar un paso adelante en su carrera deportiva.

Publicar un comentario

0 Comentarios