Derrota muy abultada del Sevilla FC que hace uno de los peores partidos de la temporada



Era un buen día para ganar, para estar pendientes de lo que hacía "el vecino" e intentar meternos en la Super Copa de España como segundos, pero parece que cuando se acabaron las opciones de ganar la liga también se acabaron las ganas de jugar bien al fútbol.

Esto no es ni mucho menos una opinión criticando a mi equipo, nuestro equipo, ya que hemos hecho una temporada que a falta de un partido ya esta enmarcada en la historia del club. Pero hoy no ha sido el día.

Después de media hora donde el partido pintaba normal, llegó el primero gol del Villarreal y a partir de ahí una desconexión del equipo, que se mostraba irreconocible. Un hat-trick de Bacca, que quien nos lo iba a decir, iba a marcar uno de los peores marcadores de la temporada. Pero la catástrofe fue completa, desde imprecisiones a fallos en defensa, pasando por la expulsión de Diego Carlos, con una de sus ya conocidas faltas como último defensa. 

En conclusión, los aficionados, seguramente todos, queríamos más. Pero un partido a estas alturas y con los números que ya tenemos, los cuales nadie nos va a quitar, no podemos reprochar ni media palabra al Sevilla FC.