El técnico sevillista atendió a los medios de comunicación tras la derrota en Vallecas


Cristian Toro compadeció ante los medios oficiales del club después de haber perdido ante el Rayo Vallecano. Un partido que no ha permitido aprovechar la victoria de la semana pasada ante el Atlético de Madrid.

Como viene siendo costumbre, el entrenador habló primeramente de la dificultad del choque: “Sabíamos al campo que veníamos y el rival que teníamos enfrente. Es dolorosa la derrota, pero haciendo autocrítica creo que entramos en su juego y ahí hay que aprender a gestionarlo mejor”.

Continuando con su análisis, valoró positivamente el inicio de partido de su equipo: “Creo que entramos muy bien hasta el penalti y, a partir de ahí, se perdió el control del juego también debido a la propuesta de ellas, con muchos duelos y sintiéndose cómodas en un campo en el que no estamos acostumbradas a quitarle velocidad al juego, pero tenemos que saber en qué fallamos”, añadió.

No obstante, no tuvo nada que reprocharle a su cuadro: “Creo que lo intentamos hasta el final, ya que en el segundo tiempo creo que tuvimos más peso en campo rival, pero sin el acierto de otras veces. En ese segundo tiempo hicimos muchos cambios, también el sistema, pero el equipo siguió creyéndoselo con el gol de Toni pese al 3-1 que nos hace daño y luego con acciones de llegar a la zona de finalización”.

Siguiendo en la misma línea, añadió: “Hay que aprender a aceptar la derrota como algo intrínseco del juego, pero vuelvo a decir que hasta el final voy a viajar con todas juntas y así lo planteamos, dando oportunidades y sin quitarnos responsabilidad. Hay veces que han jugado once que jugaron más veces juntas y también nos tocó perder, pero tengo claro que ni la semana pasada todo fue gracias a un acierto táctico pese a competir bien, ni tampoco creo que hoy la cosa sea tan mala, hay que quedarse con las cosas positivas que siempre te deja un partido”.

Era inevitable que se le preguntara por las rotaciones en el once, ante lo que Toro comentó: “Queríamos estar un poco más fuertes, soltando un poco más a Carla terminando a veces con tres centrales, pero a veces faltó esa precisión con el campo, el control y el uno contra uno se vea distinto a lo habitual donde entrenamos todos los días”.

Por último, habló sobre la importancia de ser un equipo y de seguir trabajando en la misma línea: “Lo que quiero es que todas se sientan parte de este camino que empezamos juntos en julio, siendo casi todo un año de mucho aprendizaje, de situaciones adversas, de reinventarnos con muchas lesionadas también. Hasta el final quiero que se sientan parte, que lo vivan y que sientan orgullo de pertenecer a este equipo”.