A pesar de los múltiples intentos del equipo hispalense por hacerse con los 3 puntos en Pucela, no pudieron pasar del empate gracias al milagroso gol del guardameta en el descuento.



Primera mitad: 45 minutos con un guión in crescendo.

Durante el primer cuarto de hora el partido tuvo una "tregua", con ambos equipos intentando buscar la manera de intimidarse entre sí pero sin la decisión suficiente para hacer daño, destacando algo más los intentos de llegar a la puerta contraria por parte de los dirigidos por Lopetegui, contrarrestado esto con un Valladolid que supo cerrar los espacios de manera magistral.

Pasados los 20 minutos de juego, los de Nervión comenzaron a adueñarse del partido considerablemente, llegando a jugar estos únicamente en campo del rival, sin dejar apenas tiempo para respirar a su rival y buscando el gol con más ímpetu.

Eso no quita que los locales tuviesen sus oportunidades de mostrar sus armas, los de Pucela pudieron llegar en varias ocasiones al arco defendido por Bono, con varias combinaciones y más atrevidos en el tramo final del primer acto, a pesar de todo lo anterior, la organización en defensa de los visitantes hizo que los intentos fuesen nulos.

La guinda de la primera parte, y a la vez la ocasión más peligrosa, fue el penalti de Rekik sobre el delantero rival, lo que hizo que Orellana engañase a Bono desde los 11 metros y el Valladolid abriese la lata del partido.

Tras miles de intentos finalmente el milagro fue el gol del portero, si han leído bien; Bono hizo el gol del empate en el tiempo extra para hacer que su equipo salvase un punto a domicilio.

Segundo tiempo: Asedio sin efectos.

No tuvo que pasar ni un minuto para que Lopetegui intentase darle la vuelta a la situación a través de los cambios, con Ocampos y Acuña, además, este segundo tiempo empezaba con un juego bastante mas duro por parte de los locales, lo que llevaba a que los intentos sevillistas tardasen en llegar.

Durante el inicio de esta, el máximo peligro del encuentro lo iba a generar el Sevilla mediante el balón parado, teniendo varias ocasiones de hacer gol mediante remates que lograron ser despejados por la defensa local.

Para los últimos 20 minutos el Sevilla presentó una formación mucho más ofensiva en busca de darle la vuelta al marcador, con la incorporación de Rákitic y De Jong, lo que provocó que llegasen aún más ocasiones para buscar la igualada.

El encuentro acabó con un Sevilla dejándolo todo para encontrar el gol, con la poca fortuna de que no llegaba, viendo estos como una tras otra, todas sus ocasiones terminaban frustradas, bien por la defensa, el portero o incluso los palos. 

Lo único que pudo hacer el Valladolid fue aguantar el gol a favor mediante una defensa sólida y la búsqueda de minutos muertos, con jugadores en el suelo e interrupciones.


FICHA TÉCNICA

Alineaciones:

Real Valladolid: Jiménez, Olaza, El Yamiq, Fernández, Janko, Orellana(Kodro 82'), Alcaraz (Michel 75'), R. Mesa (Fede 75'), O. Plano (Bruno 82'), Guardiola y Weissman (Kike 82').

Sevilla FC: Bono, Rekik (De Jong 67'), Diego Carlos, Koundé. Navas (Acuña 45'), O. Torres (Ocampos 45'), Gudelj (Rakitic 67'), Jordán (Óscar 78'), Suso, En-Nesyri y Papu.

Goles:

(1-0) Orellana, 43'
(1-1) Bono 90+4'

Arbitraje: El colegiado Xavier Estrada Fernández del comité catalán, amonestó a Roque Mesa(52'), Olaza (52') y Orellana (63') en el Valladolid; Por parte del Sevilla, recibieron tarjeta Lopetegui (58') y Bono (90+4').