Victoria contundente del Sevilla ante el Getafe con polémica arbitral incluida.

El Sevilla FC vuelve a cosechar una victoria más en LaLiga. Pero el partido ante el Getafe CF no fue coser y cantar: un gol anulado a Ocampos por supuesta mano, siendo el mismo jugador al que Djené realizaría una entrada brutal con la que acabaría en la calle y el argentino, de camino al hospital. Con los dos técnicos en la calle, los hispalenses acabaron sentenciando el partido gracias a los tantos de Munir, el golazo de Papu Gómez y uno más de En-Nesyri, que puso la guinda al pastel a esa noche, en la que también recibió el premio de LaLiga a mejor jugador del mes de enero.