Martínez Munuera ahoga una victoria más abultada del Sevilla FC y genera la polémica del fin de semana.

Tras 99 minutos de juego en Nervión, el Sevilla FC gana por 3-0 a un Getafe que sigue sin levantar cabeza. Partido que tuvo dos caras de los hispalenses y con polémica muy marcada. Un golazo del 'Papu Gómez', un gol de Munir y otro de En-Nesyri mano a mano con Yáñez dan el triunfo sevillista.

En la noche de hoy parecía que el señor Martínez Munuera llevara la equipación del Getafe debajo del atuendo de colegiado. En la primera mitad ya comenzaba a haber polémica arbitral. Un penalti no pitado y una mano inexistente de Ocampos en el 33' tras anotar gol. Contra más miraba la jugada menos mano parecía. El cuero rebotaba en el cuerpo del argentino y lo empaló para anotar el 1-0, pero el árbitro decretó mano y con ello la anulación del primer tanto del partido. Monchi, que es el que más alienta al equipo cuando la afición falta en la grada, no paraba de protestar. El banquillo sevillista, o mejor dicho, los jugadores desde la grada se querían saltar el protocolo para reclamarle al señor colegiado. A Lopetegui le faltó un cuarto para llegar al círculo central protestando las dos 'injusticias' arbitrales de la primera mitad.

Esto no acabaría aquí. La segunda mitad también vendría llena de polémica, y de goles. Con el pitido inicial de los segundos 45 minutos llegaría la marea sevillista. El conjunto de Lopetegui había salido completamente arrollador y con hambre de gol. La alegría pasaría por un momento de incertidumbre y lágrimas en el césped del Pizjuán. Ocampos, en el 50', caería lesionado. Una terrible falta de Djené sobre el sobre el 'pura sangre', lo dejó roto en el terreno de juego. La peor de las noticias llegaría para los hispalenses. Roto de dolor y con lágrimas, Ocampos se marchaba en camilla y tendría que ser trasladado al hospital. Curiosamente el árbitro no señaló ni siquiera falta de Djené, tuvo que ser el VAR quien obligara a Martínez Munuera a acudir al monitor para terminar mostrándole la roja directa. Se quedaba con 10 el Getafe y Bordalás quería proteger la portería. Cambio de atacante por defensa.

A partir de entonces llegaría la victoria agridulce del Sevilla. Munir salió y besó el santo. Primer balón que tocó el marroquí y lo mandó al fondo de las redes tras un pase magistral de Jordán. Poco después, otra nueva polémica, otro gol anulado al conjunto local. Un córner que botó el Papu y el Mudo intentó tocarla, lo suficiente para que Martínez Munuera anulase el tanto. Ya venía haciendo maravillas el Papu desde el otro día en Copa, pero ¿qué hiciste hoy Papu?. El argentino desde fuera de la media luna armó la pierna para anotar un golazo en su estreno en el Pizjuán. El Sevilla bailó al ritmo del 'Papu' Gómez y de qué forma. En-Nesyri culminaría la victoria hispalense. Se plantó solo ante el guardameta visitante y lo batió sin mayor problema. El pichichi del Sevilla se anota otro tanto en su cuenta personal. Buen partido del Sevilla que consigue una victoria agridulce con la peor de las noticias tras la lesión de Lucas Ocampos.