El Sevilla Atlético visitará mañana a las 12:00h al Betis Deportivo en un escenario de lo más especial para ambos.

Partido especial y muy esperado el que se vivirán mañana los dos filiales de la ciudad de Sevilla. El Benito Villamarín será testigo de semejante hazaña, que no se vivía desde la temporada 2015/2016. Los de Paco Gallardo buscarán vencer al eterno rival, dar la alegría y volver a ganar fuera de casa.

El Sevilla Atlético no se encuentra en sus mejores momentos puesto que tan solo ha conseguido una victoria en lo que va de temporada. Esos tres puntos se sumaron en el Nuevo Arcángel ante un Córdoba que no tenía la intención de dejarse atrás los tres puntos, pero un doblete de Iván los dejó sin el sabor de la victoria. Los franquirrojos avanzan en cada partido y así lo confirma el técnico, pero esos avances no son los suficientes para encadenar victorias consecutivas. 

El pasado fin de semana los de Gallardo empataron a uno en casa frente al CD El Ejido. Se pusieron por delante con gol de Iván, sí otra vez Iván, y cuando mejor se encontraban, cuando estaba más cerca el 2-0 que el 1-1, llegó el gol del empate y algún que otro susto que logró sacar Javi Díaz bajo palos. 

El conjunto sevillista llega con las habituales bajas de Vacas y Casas por lesión. Simo, en el último partido, tampoco estuvo por molestias, habrá que esperar hasta última hora para saber si el marroquí podrá entrar en convocatoria.

Enfrente tendrán al Betis Deportivo. Un Betis que tampoco se encuentra en su mejor momento, ya que se sitúan un puesto por encima del Sevilla Atlético y solo un punto por encima. Los béticos llegan al partido tras cosechar un empate a cero en terreno nazarí. Y anteriormente consiguieron la primera victoria de la temporada, igual que el Sevilla Atlético, en casa frente al Real Murcia. 

Bonito duelo el que se vivirá en el Benito Villamarín. El Sevilla Atlético podría conseguir su segunda victoria de la temporada en el momento más deseado y en el mejor lugar. Un buen momento para volver a saborear los tres puntos y ante el eterno rival. Dos filiales, tres puntos en juego y una necesidad, ganar.