Victoria en el Coliseum con un gol en propia y en un partido que provocaba bostezos en los aficionados.




El Sevilla FC saca los 3 puntos de un partido muy aburrido, donde lo más destacable es la falta de precisión de un Ocampos que lleva tiempo sin encontrar su mejor versión.

Una primera parte en la que el Sevilla FC supo tener la bola, con algunas ocasiones claras como la falta al larguero de Joan Jordán y el acercamiento de Suso, el cual realizó una gran primera parte continuando con su racha de buenos partidos. El equipo comenzó sabiendo resolver las situaciones en las que el juego defensivo del Getafe les ponía, que comenzó muy cerrado atrás. Ya pasados 20 minutos el Sevilla no se terminaba de asentar en campo rival ya que el juego duro y defensivo del Getafe hacía que no llegaran las ideas al club hispalense. Quizás la solución hubiese sido buscar un juego más rápido en cuanto a las llegadas, en lugar de llegar combinando.

Ya en la segunda parte, si eres aficionado y tenías recados que hacer, podrías haberlos hecho mientras se jugaban los primeros 30 minutos, ya que el partido estaba muy aburrido y sin ocasiones manifiestas. Y que sorpresa que el gol llegó en el 80 y además en propia puerta.

En conclusión, aprobados por los pelos en un partido aburrido y sin ocasiones del rival, hemos dominado pero nos han faltado ideas.