Detalles para marcar la diferencia

Tras un verano atípico, tanto en lo futbolístico como en lo social, concluye una vez más la ventana de traspasos estival, con muchos menos movimientos respecto a años anteriores


Las grandes noticias del mercado veraniego en el Sevilla, a parte de los incorporaciones, se encuentran en aquellos que seguirán vinculados a la disciplina sevillista como mínimo una temporada más, y es que futbolistas que brillaron de una forma excelsa en la 2019/2020 como: Jules Koundé, Diego Carlos, Joan Jordán o Lucas Ocampos; formarán parte una plantilla, que para la afición hispalense se presenta como muy ilusionante.

Como viene siendo habitual, el COVID-19 no ha impedido que el conjunto presidido por Pepe Castro vuelva a ser uno de los más animados, que junto al Granada CF son de los clubes que según los expertos, mejor se han movido en el mercado.

 

En cuanto al apartado de altas, han llegado 7 futbolistas, todos ellos en propiedad:

Jesús Fernández 'Suso' (fichado al A.C. Milan por alrededor de 24 millones de euros): La llegada como traspaso de Suso cumplía la lógica, tras la clasificación a la máxima competición de clubes y una buena serie de actuaciones en Europa, que hacían dar otros registros de juego al cuadro andaluz,  su vuelta en el nuevo curso, algo casi inevitable.

Óscar Rodríguez (fichado al Real Madrid por 13.50 millones de euros): A día de hoy sigue siendo una incógnita, sus únicos minutos con el primer equipo llegaron en la visita al Ramón de Carranza, como suplente. De una exquisita técnica y un fantástico golpeo a balón parado. Viene a aportar en la rotación del centro del campo, como interior, en un año que con la Champions League y el nivel mostrado en LaLiga se presenta duro. El más diferencial del Leganés el pasado curso.

Ivan Rakitic (fichado al FC Barcelona por 1.5 millones de euros): Cada año que pasaba su llegada estaba más cerca. Ha tenido que salir Éver Banega y que haya una estampida de jugadores lejos del Camp Nou para adelantar su vuelta. Titular indiscutible, por el momento. Diferentes roles a los del centrocampista argentino, que no hacen al croata ser ni mejor ni peor, si no diferente.

Yassine Bounou (fichado al Girona por 4 millones de euros): Tras una Europa League memorable, su vuelta definitiva al Sevilla era casi inevitable. Esta temporada, con buenas actuaciones además, directamente titular desde el inicio. Liga para el marroquí. Champions veremos. La Copa del Rey se intuye que la jugaría Tomas Vaclik. 

Marcos Acuña (fichado al Sporting de Portugal por 10.5 millones de euros): Relevo de Reguilón. Jugador de carácter, de los que gustan al Sánchez-Pizjuán, como Ocampos. Personalidad a raudales. Hablando vulgarmente: un echao' pa' lante.

Oussama Idrissi (fichado al AZ Alkmaar por alrededor de 12 millones de euros): Nuevo jugador de ataque, de banda, con él ya acumulamos que en tres puestos hay 7 jugadores. Fondo de armario.

Karim Rekik (fichado por el Hertha BSC por alrededor de 4 millones de euros): El cuarto central, junto a Sergi Gómez será incluido en la rotación. No jugará más de 15 partidos. Perfil necesario para que descansen titulares en determinados encuentros. 


En el capítulo de bajas:

Observamos la marcha de Juan Soriano al Málaga, como cesión No contaban para Lopetegui. Tuvo su momento en el club. El destino dice que acabará desvinculandose de la entidad tarde o temprano.

Ibrahima Amadou, rumbo al Angers de Francia, cesión con opción de compra. Era la apuesta para el pivote en 2018. Apenas jugó en el Sevilla. Nunca contó a pesar de su alta ficha y cantidad gastada en él, 15 millones de euros.

La baja sensible de Éver Banega, futbolista capital las últimas temporadas. Se le veía en gran estado de forma, para dar alguna temporada más a muy buen nivel. Joan Jordán, de momento, es el que está cogiendo más galones respecto al año pasado.

Sergio Rico y Simon Kjær, destino Paris Saint-Germain y AC Milan respectivamente. Ambos como traspasos.

Cesión para José Alonso Lara que se marcha al RC Deportivo. Nuevamente jugará en Segunda B. Tuvo su momento, pero, la política del club en cuanto a la cantera y una grave lesión lastraron a un extremo que podía ser mucho. Aún así, en el fútbol nada se puede elevar a definitivo.

Cesiones formativas para Alejandro Pozo y Bryan Gil. Además de ahorrarse parte de la ficha de ambos, nueva experiencia que sumarán en Primera, en un equipo que presumiblemente tienen opciones de ser titulares. Pensando en Ipurúa en rendimiento inmediato. Bueno para ellos, bueno para el Sevilla, que no se desprende del todo de ellos y bueno para el Eibar, solo si consigue el objetivo de la permanencia. 


Como resumen de la época de altas y bajas: La dirección deportiva ha conseguido dos jugadores por puesto, en alguna que otra posición hasta un tercer hombre. La que más duda genera es el lateral derecho, no por el superlativo Jesús Navas, si no por su sustituto que en principio debe ser Aleix Vidal (uno de los jugadores con las fichas más altas de la plantilla). O bien reubicar al francés Koundé en determinados partidos a la banda, opción usada por Julen la pasada temporada.



Publicar un comentario

0 Comentarios