CONTRACRÓNICA | Athletic Club 2-1 Sevilla FC: "Quemado"

 El Sevilla cae en el Nuevo San Mamés tras una segunda parte para olvidar. Los cambios de Lopetegui, en el ojo del huracán.

Cuando juegas con fuego te quemas, y el Sevilla acabó muy quemado. El equipo hispalense regresaba a la competición liguera tras dos derrotas, eclipsadas por una victoria por la mínima en Champions League.

Salió el Sevilla con muy pocas novedades, Lopetegui no quería cometer los errores del pasado sábado cuando cambió a medio equipo titular, pero la acumulación de partidos empieza a notarse y las piernas no son lo mismo a partir del minuto 70.

Pero el exceso de partidos no excusa la derrota en el día de hoy. Los andaluces hicieron una gran primera parte, con gol del criticado En Nesyri a los quince minutos para adelantarse en el marcador. Pues bien, el Sevilla gana 0-1 y la sensación, mediada la primera mitad, es que el segundo gol puede llegar en cualquier momento, contra un rival roto, dedicándose a jugar con intensidad y evitando que el juego hispalense surgiera efecto a base de faltas y pérdidas de tiempo. La primera parte da la sensación agridulce: ganas, pero podría ser por más de la diferencia mínima que se llevó el equipo de Lopetegui al descanso.

Comienza la segunda parte y la sensación es la misma que la de la primera: parece que el segundo va a llegar de un momento a otro (Iñigo Martínez salvo el segundo de En Nesyri bajo la misma línea de gol). Todo se tuerce bruscamente en el minuto 60, coincidiendo, en mi opinión, con los cambios de Lopetegui; para mí, el técnico vasco rompió al equipo con sus cambios; la entrada del "Mudo" Vázquez por En Nesyri proporcionó al Athletic una vía de entrada por la que atacar: la banda izquierda; Acuña sufrió mucho cuando el marroquí salió, pues estaba haciendo un partido muy completo defensivamente hablando.

A partir de ese momento, el Sevilla comienza a jugar con fuego. El Athletic se empieza a acercar a la portería de Bono y Lopetegui decide echar el equipo atrás a defender el resultado, metiendo a Gudelj por Rakitic. El Athletic se lo empieza a creer y empata faltando quince minutos en un córner. Curiosamente, el "Mudo" saliendo en la foto del gol, pues marcó el jugador que él defendía: Muniaín. 

Lo que ocurre cuando a Lopetegui le empatan este tipo de partidos es que el equipo ya no sabe qué hacer, si ir a por la victoria o defender el empate. Pues entre que se decidían y no, el Athletic se pone por delante en un error de marca de Diego Carlos. Metes a los delanteros a falta de cinco minutos para terminar, con el equipo roto; ya no había nada qué hacer.

Partido que perdió Lopetegui con el planteamiento en la segunda parte. El Sevilla debe dar un giro importante a la situación si quiere seguir pensando en cosas importantes. No la liga, sino la clasificación a la próxima edición de la Champions League. Son 7 puntos de 18 posibles, la posibilidad de caer en descenso esta jornada es una realidad; ¿Sigue siendo pronto para hablar de crisis en el Sevilla?


Publicar un comentario

0 Comentarios