El Inter de Milán de Antonio Conte: Lu-La Bang

Magnífico equilibrio que aúna uno de los ataques con mayor peligro en todo el mundo y una defensa que recibe pocas ocasiones.


Existen prejuicios a la hora de valorar los equipos de Antonio Conte, criticado en ocasiones por ser defensivo o que busca únicamente provocar el error rival, Lo cierto es que conjuga de una abundancia táctica que hace ser de los equipos más creativos en el panorama europeo. 
A partir de su sistema fetiche, 1-3-5-2, los nerazzurri juegan con: tres centrales que se complementan muy bien entre sí: gracias a un jugador muy correcto y determinante en área propia (Godín), un líbero (De Vrij) y un central zurdo el cual muchas de las jugadas del equipo empiezan por él, gracias a su magnífica salida de balón (Bastoni).
Cuando Eriksen (suplente) entre en el partido, el sistema pasa a 1-3-4-1-2, se quita a un mediocentro mucho más posicional, para dar cabida al danés en zona de 3/4 y que el Inter tenga más presencia entre líneas. La presencia de Eriksen, también tiene sus inconvenientes: Conte busca el constante apoyo de entre central, interior y carrilero para avanzar líneas. Con la entrada de Eriksen y la baja de un interior menos, hacen que esta estrategia no se consiga, pudiendo dejar huecos aprovechables para el rival.
La pareja de Lukaku y Lautaro Martinez se han congeniado a la perfección. Se conocen de memoria. Aprovechan sus condiciones físicas. Letales en la definición. El belga viene a recibir para interiores/carrileros para jugar de cara, el delantero argentino busca desmarcarse rápidamente. Letales en la definición.
Por otro lado, está Nicolò Barella, que a pesar de que su posición ideal podría ser como mediapunta, ha conseguido adaptarse de manera muy brillante como interior con sus constantes movimientos, ayudas, y desarrollo del juego. Una pieza indispensable en el Inter de Milán. 
Brozovic, el '5' del equipo italiano: todo un especialista en las coberturas, se aleja del balón para dejar a sus centrales sacar el balón jugado, aún así siempre está ofreciéndose a sus carrileros para encontrar situaciones de superioridad. Fantástico manejo de ambas piernas.
Si algo puede presumir Antonio Conte es que consigue plasmar su idea de juego sobre el terreno de juego. Demostradísima capacidad del italianos para construir equipos sólidos y reconocibles. 

Publicar un comentario

0 Comentarios