CRÓNICA | Villarreal 2 - Sevilla FC 2 | "Rectificar es de sabios"

"Rectificar es de sabios"


Empató de nuevo el Sevilla de Julen Lopetegui, esta vez en el Estadio de la Cerámica, en un partido en el que Julen quiso innovar, haciendo hasta 6 cambios en el once inicial, pero no le salió bien al entrenador vasco y tuvo que cambiar en el descanso para salvar un punto ante un rival directo.




Comenzaba el partido con ambos equipos muy centrados aunque parecía que el Sevilla se acercaba más por banda pero sin mucho peligro. La alta presión de los de Julen Lopetegui obligaba a los locales a buscar en largo a Gerard Moreno. Aunque no se quedaban atrás el Villarreal con la presión a tres cuartos de campo, pues los valencianos obligaban al conjunto nervionense a buscar en largo o, como hacía Banega, arriesgar más en la salida.

Se sentía más cómodo el Sevilla en los primeros 15' de juego, con Banega liberado, los de Julen manejaban el balón. Pese al manejo del Sevilla, el Villarreal parecía que se lanzaba más el ataque.

Y parecía que se acercaba más el Villarreal en ataque, cuando llegó el gol de los locales. Buen centro lateral de Gerard Moreno que remató primero Anguissa, balón que paró Vaclik, pero llegó al rechace Alcácer que finalizó a placer.

Seguían apretando los locales y no despertaban los visitantes. Los de Julen no lograban levantar cabeza tras el gol de Alcácer y, el juego de los hispalenses, era muy pobre.

Parecía que respondía el Sevilla volviendo a coger tono, Banega volvía a aparecer, aún así, el conjunto sevillista no llegaba a puerta y, el Villarreal, llegaba con mucha más facilidad, hasta el punto que Vaclik tuvo que volver a aparecer, evitando el segundo de los locales de la mano de Gerard Moreno.

Y cuando más sobrevolaban las críticas, llegó Escudero al borde del descanso, en el 45', con un latigazo desde fuera del área para poner el 1-1 en el marcador.

Se detendría el juego tras que Escudero lanzase el balón a fuera y se tendiese en el terreno de juego por, lo que parecía, un problema visual. Aún así, parecia que el lateral hispalense pudo continuar sin problema.

No le duraría mucho la alegría a los sevillistas, pues en la última jugada de la primera parte, Pau Torres rematara completamente solo en un córner para poner el 2-1, con el que ambos equipos se irían al descanso.

Veía tan mal el partido Lopetegui,  que se vio obligado a mover el banquillo, haciendo tres cambios al descanso con el fin de cambiar las tornas. Entrarían Munir, Ocampos y Navas en busca de goles y hacer más daño arriba.

Se despertó el Sevilla con los cambios y la tuvo de nuevo Escudero para poner el empate. Llegaba más cómodo por banda derecha de Ocampos y Navas y, durante los primeros 15' de la segunda mitad, los de Julen Lopetegui se sentían más cómodo, tanto en ataque como en defensa.

Se acercaba más y más el Sevilla, esta vez con un magnífico centro lateral que remató Jordan, pero Asenjo, luciendo reflejos, salvo con una magnífica parada el empate de los visitantes.

Y cuando más apretaba el Sevilla FC, llegó Munir con una volea espectacular a centro de Navas, para, con una delicatessen, poner el 2-2 en el 63' en el partido.

A tan solo 15' del final, seguía insistiendo el Sevilla en ataque, con un Munir muy activo a la par de acertado y un Banega que seguía tomando las riendas del juego interior de los de Julen Lopetegui, siendo un dolor constante para el equipo de Castellón.

Y en el 83' marcaría gol De Jong pero estaría bien anulado por fuera de juego del delantero holandés, que había finalizado de manera exquisita.

En el 85' volvería a tenerla De Jong que bajó un balón del cielo con la cabeza, pero apareció de nuevo El Salvador del submarino amarillo, Sergio Asenjo, que sacó la mano a un gol cantado y evitó la remontada sevillista.

Y se acabaría el partido en el Estadio de La Cerámica con un empate a 2 que, por como empezó el partido, son dos puntos ganados más que perdidos, a pesar de que en la segunda parte parecía que el Sevilla podría haber culminado la victoria.


Publicar un comentario

0 Comentarios