PREVIA | Villarreal CF – Sevilla FC | Prueba de fuego

Tras recuperar sensaciones en un vibrante partido ante el FC Barcelona, llega una de las visitas más complicadas de lo que resta de campeonato.


Horas después de volver a sentir esa inercia positiva que parecía perdida, llega la hora de comprobar el techo de este equipo en un duelo ante el equipo más en forma del torneo. Tras competirle de tú a tú al conjunto catalán, quedó demostrado que si se quiere hay capacidad de sobra para alcanzar los objetivos marcados.

En un partido frenético que podría haberse decantado por cualquier bando, quedó patente la solidez del equipo. Tras la pausa de hidratación, que Lopetegui aprovechó para darle un giro al partido que estábamos viendo, sólo la falta de gol impidió sacar algo positivo en un encuentro con buenas sensaciones y donde se demostró tener las ideas muy claras.

Pero el resto de rivales también juegan. El colchón de puntos cada vez es menor, por lo que cobra aún más importancia un partido que resultará crucial para seguir arriba a final de temporada. Y más aún, cuando las cosas se aprietan cada vez más tras una victoria anoche del Atlético frente al Valladolid que supuso la pérdida por primera vez de la tercera plaza.

Enfrente tendrá al único equipo que lo ha ganado todo tras el parón. Un Villarreal que parecía descolgado este año de la pelea por las plazas europeas, pero que tras ganar varios partidos seguidos se ha reenganchado y no hay que descartar que dé alguna sorpresa.

Tras dar la sorpresa en el Nuevo Los Cármenes, el conjunto amarillo se encuentra enrachado y tiene ante sí una oportunidad única para poder aspirar incluso a puestos Champions, pues el pleno de partidos lo ha catapultado hasta la séptima posición. Así es el fútbol, donde una racha de varios partidos seguidos que aparentemente son intranscendentes, te pueden cambiar el rumbo de una temporada tanto para bien como para mal. Y en este caso, el inesperado giro de guión ha sido para bien.

Calleja contará con toda su plantilla en la que destaca el gran momento de forma de Gerard Moreno, que anotó el gol de la victoria en el último partido en Granada.

Será sin duda un partido muy especial para muchos antiguos conocidos. Y no son pocos los jugadores del Villarreal que ya conocieron el rojiblanco hace no mucho. El canterano Alberto Moreno, además de los símbolos Carlos Bacca y el ex capitán Vicente Iborra vivirán a buen seguro un partido diferente para ellos.

El precedente más cercano que encontramos tendría un vencedor bastante claro. Los amarillos golearon con facilidad al equipo entonces dirigido por Pablo Machín, sacando un claro 3-0 allá por el mes de diciembre.

Lopetegui contará con toda la plantilla, incluidos los apercibidos Jesús Navas y Franco Vázquez, que se libraron de la quinta amarilla en el partido del pasado viernes, y en caso de ver la cartulina se perderían el partido del próximo viernes contra el Valladolid en casa.

El técnico vasco esta dosificando la plantilla, como es lógico dada la carga de partidos, y ha agotado los cinco cambios en todos los encuentros que llevamos disputados. Esto hace pensar que seguirá con su idea de seguir rotando posiciones y de meter en dinámica a la mayor cantidad de futbolistas posible. Esto hace contrapunto con un Barcelona que no agotó sus cambios en su visita a Nervión, haciendo sólo tres, y el tercero en el descuento.

La sensación de bloque que ha creado Monchi como equipo es bastante positiva, alcanzando una rigidez defensiva y en mediocampo que hace años que no veíamos. Destacan sin duda la pareja de centrales Diego Carlos - Koundé, una de las mejores del torneo, y un insustituible Fernando.

La única duda es quién formará el centro del campo. Tras la entrada de Banega en el descanso y la clara mejoría del equipo, no hay que descartar que el argentino vuelva a coger la camiseta de titular, en detrimento de un Óliver Torres que se encontraba en su mejor momento de forma.

Si algo hay que achacar es el bajo nivel de unos cambios que no mejoran el rendimiento del equipo, sino todo lo contrario. Algunos entrenadores optan por dar continuidad al once inicial la mayor cantidad de minutos posible para no romper la dinámica del equipo, pero en esta situación por razones obvias, es necesario realizarlos con el fin de evitar lesiones indeseadas. Es el momento de que los supuestos suplentes den un paso al frente y demuestren por qué están aquí.

Por tanto, un claro objetivo, que no es más transformar las sensaciones vistas el pasado encuentro en puntos, que al fin al cabo es lo que cuenta. Tras demostrar que puede competir con cualquiera, falta lo más difícil, conseguir regularidad con una gran piedra de toque como es el Villarreal. 

Es la hora de dar un golpe encima de la mesa. El tramo clave de lo que queda de campeonato ha llegado con el partido idóneo para marcar la diferencia, una diferencia que será crucial para alcanzar los objetivos. Y de paso, aprovechar para desmarcarse de un posible rival directo y dejar a la vista las credenciales para estar entre los cuatro primeros. Antes de lo esperado, llega la primera prueba de fuego.

Estadio de la Cerámica | Lunes, 22 de junio de 2020  | 19.30 h.

Publicar un comentario

0 Comentarios