Header Ads Widget

Responsive Advertisement

Munir, el último superviviente

Con la salida de Amadou, el marroquí queda como único fichaje de Joaquín Caparrós en la plantilla del club solo cuatro temporadas después

La era de Joaquín Caparrós como Director de Fútbol del Sevilla FC no fue lo fructífera que se esperaba. El utrerano, tras la destitución de Óscar Arias, llegaba a los despachos con la misión de hacer olvidar a Monchi, entonces en la Roma, preparando la temporada 18/19 tras un año lleno de dudas. El comienzo de temporada fue bueno, pero el equipo fue cayendo a partir de enero y Caparrós terminó tratando de salvar la campaña en el banquillo y Monchi regresando al lugar del que nunca debió salir. Ahora, con la salida de Amadou, solo Munir queda como fichaje de la era Caparrós.

Fueron doce los fichajes realizados por el actual seleccionador de Armenia y prácticamente ninguno salió como esperaba; aquí os dejamos un breve análisis de lo quiénes fueron y dónde están en la actualidad:

 Ibrahim Amadou (del Lille, 14,4 millones de euros) Actual: Libre

Amadou fue el primer fichaje de Joaquín Caparrós. El francés llegaba con la vitola de ser uno de los mejores centrocampistas de la Ligue 1, de ahí el coste de su fichaje. Sin embargo, el jugador nunca llegó a adaptarse. Una lesión de codo en el mes de septiembre en la jornada 1 de la fase de grupos de la Europa League y todo cuesta abajo. Al año siguiente, Lopetegui no cuenta con él y es cedido al Norwich City y al Leganés en la 19/20 y al Angers en la 20/21.

Esta temporada, permaneció en el Sevilla aunque sin ficha al no encontrar acomodo en ningún equipo. Hoy mismo se ha anunciado su rescisión de contrato. Se marcha tras 32 encuentros en cuatro temporadas.

Tomas Vaclik (del Basilea, 6 millones de euros) Actual: Olympiakos

Sin duda, uno de los mejores fichajes de Caparrós. El portero checo llegó a Nervión en un momento dubitativo en el que la portería sevillista no tenía dueño tras la salida de David Soria y la de Sergio Rico posteriormente. Con sus actuaciones, se ganó el cariño de la afición llegando a ser el jugador del mes de LaLiga en noviembre de 2018. La temporada siguiente comienza siendo un fijo para Lopetegui, pero una lesión frente al Eibar hace que Bono tenga la oportunidad de ser titular y no la desaprovecha, siendo fundamental en la conquista de la Europa League en Colonia. En su última temporada, Vaclik está a la sombra de Bono y, sumando las lesiones, no cuenta con mucho protagonismo.

Este verano terminó contrato y se marchó libre al Olympiakos griego, donde es titular indiscutible. Vaclik se marchó tras disputar 94 encuentros recibiendo 105 goles y manteniendo la portería a cero en 34 ocasiones en tres temporadas; además de ganar una Europa League.

Sergi Gómez (del RC Celta, 5,5 millones de euros) Actual: Espanyol

Otro de los que contó también para Lopetegui. Sergi llega por petición de Pablo Machín y se convierte en titular indiscutible durante su primera temporada. Un “capitán sin brazalete” que llegó incluso a la Selección Española durante su primer año. Con Lopetegui se quedó en el último momento como cuarto central, pero terminó siendo la alternativa a Diego Carlos y Koundé. En su haber, queda la conquista de la Europa League en Colonia.

Este verano se marchó al Espanyol por algo más de un millón de euros. Disputó 85 encuentros en tres temporadas y logró una Europa League.

Joris Gnagnon (del Rennes, 13,5 millones de euros) Actual: Saint-Étienne

Uno de los peores fichajes de la historia reciente del Sevilla si no es el peor. El Sevilla apostó fuerte por él y llegó con un problema que le arrastró durante toda su etapa en Nervión: el sobrepeso. Apenas disputó diez encuentros en su primera temporada y en la segunda regresó cedido a su club de origen. Su buena campaña en Francia hizo que Lopetegui le diera una oportunidad, pero nuevamente llegó con sobrepeso. Aún así, se quedó en el equipo como quinto central, disputando un solo encuentro de Copa del Rey frente al Ciudad de Lucena. 

Esta temporada, llega con el mismo problema y el club se harta: le retiran la ficha y le despiden por falta de profesionalidad, llegando a los juzgados. A finales de noviembre, el Saint-Étienne se hace con sus servicios pero continúa con sus problemas. Gnagnon disputó 17 encuentros en dos temporadas completas como jugador del Sevilla. Un auténtico fracaso.

Roque Mesa (del Swansea City, 6 millones de euros) Actual: Real Valladolid

Fue un fichaje de Óscar Arias al que Roque convenció para que Caparrós ejerciera su opción de compra. Llega en invierno de 2018 cedido por el Swansea, pero Montella no cuenta nada con él, hasta que Caparrós toma el relevo y se hace indiscutible, lo que hace que el Sevilla se quede con él en propiedad. Al año siguiente juega regularmente, quedando la imagen de su expulsión en el Benito Villamarín en el recuerdo. Lopetegui no cuenta con él y se marcha cedido al Leganés, equipo con el que desciende a segunda división.

En verano de 2020 regresa y rescinde su contrato para marcharse libre al Valladolid, donde juega actualmente en LaLiga Smartbank. Roque disputó 56 encuentros y marcó 3 goles en temporada y media como sevillista.

Aleix Vidal (del FC Barcelona, 9,3 millones de euros) Actual: Espanyol

Aleix regresa a Nervión tras cuatro temporadas ganándolo todo en el FC Barcelona para competirle el puesto a Jesús Navas. Sin embargo, su rendimiento no fue el esperado y apenas contó para Pablo Machín. Al año siguiente se marcha cedido al Alavés donde no logra sacar todo su potencial. La temporada pasada, se queda en el Sevilla como suplente de Jesús Navas, teniendo la mejor de las tres temporadas que estuvo vinculado al equipo en esta segunda etapa.

Este verano se marcha libre al Espanyol tras disputar 40 partidos en dos temporadas en esta segunda etapa, que no tuvo nada que ver con la primera.

André Silva (del AC Milan, cedido) Actual: RB Leipzig

Uno de los que más ilusionó y se estancó. Comenzó como un tiro anotando 7 goles en sus primeros 7 encuentros en LaLiga, que hacían que su opción de compra de 24 millones de euros se quedaran cortos. Sin embargo, pasaron las jornadas y, sumando lesiones, apenas marcó un gol después de Navidad. Su periplo en Nervión acabó al no ejercerse la opción de compra. Tras su paso por Sevilla, el Milan lo cedió al Eintracht Franktfurt donde se revalorizó y fue vendido por 3 millones de euros en una operación de intercambio con Ante Rebic.

Este verano fue traspasado al RB Leipzig por 23 millones de euros, donde es una referencia tanto en la delantera de su equipo como en la de su selección. André disputó 40 encuentros y anotó 11 goles en su temporada como jugador del Sevilla.

Maxime Gonalons (del AS Roma, cedido) Actual: Granada CF

Propenso a las lesiones, Gonalons llegó a Nervión con el objetivo de revalorizarse. En su comienzo de temporada parecía que iba a ser un jugador muy útil, pero se lesionó de gravedad y no volvió hasta el final de campaña. A final de temporada, regresó a la Roma.

Es mismo verano fue cedido y luego traspasado al Granada, donde es un fijo. En Nervión disputó 13 encuentros y anotó un gol.

Quincy Promes (del Spartak de Moscú, 21 millones de euros) Actual: Spartak de Moscú

Un fichaje ilusionante que se quedó en eso. Más ruidoso por temas extradeportivos y por la posición en la que le colocaba Pablo Machín. Disputó muchos encuentros esa temporada con la camiseta del Sevilla, pero al año siguiente pidió marcharse al Ajax donde fue vendido por 15,7 millones de euros.

Su periplo en Ámsterdam fue de más a menos y este verano regresó al Spartak por 8,5 millones de euros. En el Sevilla disputó 49 partidos y marcó 3 goles en la temporada que jugó.

Munir El Haddadi (del FC Barcelona, 1,05 millones de euros) Actual: Sevilla FC

El único jugador que continúa en el plantel y que convenció a Lopetegui, es el mejor fichaje de la era Caparrós. Llegó por algo más de un millón de euros en el mercado de invierno de la 18/19 y mostró un gran rendimiento desde el principio. La temporada siguiente la empezó de una forma similar, pero perdió la confianza de Lopetegui tras la eliminación copera frente al Mirandés. Tras el parón por la COVID-19 recuperó los minutos y la confianza y fue campeón de la Europa League ese mismo verano. La temporada pasada, comenzó igual pero terminó siendo descartado en los partidos del mes de mayo.

Parecía que este verano podía salir, pero terminó quedándose y logrando minutos. Hasta la fecha, ha disputado 104 partidos y ha anotado 23 goles como sevillista. Ahora está concentrado en la Copa de África con Marruecos.

Maximilian Wöber (del Ajax, 10,5 millones de euros) Actual: RB Salzburgo

Un fichaje de futuro que no salió como se esperaba. Llega del Ajax cedido con opción de compra obligatoria en el mercado de invierno para reforzar la defensa. Juega más de carrilero que de central, su posición natural. La temporada siguiente parece que Lopetegui cuenta con él, pero termina marchándose al RB Salzburgo por la misma cantidad que llegó.

Esta temporada regresó a Nervión para jugar un encuentro de Champions League con su equipo en un encuentro que quedó 1-1. Wöber disputó 8 partidos como sevillista.

Marko Rog (del Nápoles, cedido) Actual: Cagliari

Fichaje incomprensible. Llega en el mercado de invierno para reforzar el medio campo pero que nunca dio el rendimiento esperado. Pasó sin pena ni gloria por el Sevilla y regresó a su equipo de origen. La temporada siguiente se revaloriza en una cesión al Cagliari que lo compra al fin de la temporada 19/20 por 14,3 millones de euros.

Allí continúa siendo un fijo. En el Sevilla disputó 13 encuentros entre liga y Europa League.

Pablo Machín (del Girona, entrenador) Actual: Al-Raed

Tras sus exitosas campañas en Girona, Caparrós apuesta por Pablo Machín para liderar el nuevo proyecto del Sevilla FC. Su sistema de 3-5-2 era ofensivamente una máquina, pero muy blando atrás. Llegó a mantener al equipo en segunda posición hasta mediados de enero, pero con la eliminación copera el equipo se diluyó. Machín fue destituido en marzo tras caer en octavos de la Europa League frente al Slavia de Praga. Posteriormente, entrenó en LaLiga al Espanyol y al Alavés, pero fue destituido en ambos clubes.

La temporada pasada la terminó con una aventura exótica en el Al-Ain y, tras finalizar la temporada, se marchó al Al-Raed. Dirigió al Sevilla durante 50 encuentros.

Publicar un comentario

0 Comentarios