Nacho Abella cumplió con creces y firmó un fin de semana estelar en el que rozó el título


El Valladolid, encabezado por Neat, uno de los mejores jugadores de FIFA en nuestro país, derrotó a Nacho, ‘Pepeelbotellu’ en un torneo de infarto que el sevillista disputó de manera excelente hasta el final. Tras caer en semifinales ante el Valladolid después de dejar por el camino a Girona y Levante, el Sevilla cayó al cuadro de perdedores, donde demostró ser todo lo contrario dándole la vuelta a la tortilla con creces.

Nacho firmó unas eliminatorias espectaculares, eliminando a Oviedo, Fuenlabrada y Villarreal para meterse en la gran final, donde se encontró con un duro hueso de roer. Pese a todo, el Sevilla dio el primer paso, poniéndose 4-2 arriba en la primera manga de la finalísima. Neat despertó en el decisivo y venció 3-0, confirmando el meritorio subcampeonato sevillista.