El Sevilla logra un punto en un partido marcado por la polémica en el segundo tanto hispalense.

El Sevilla ha luchado esta Liga que ya doy por perdida pese a que no pierdo la esperanza en que esta banda luche hasta el final. Y es que este equipo sigue con posibilidades, aunque son mínimas, de luchar por La Liga siendo el equipo con menos descanso en la temporada.

El partido que plantean Lopetegui y Pablo Sanz, que hoy estaba con primer técnico en el banquillo, me ha parecido maravilloso. El innovar saliendo con 'Papu' de falso 9 le ha salido a pedir de boca a Julen, el argentino ha estado muy activo el tiempo que ha estado en el terreno de juego, facilitando la circulación del balón y liberando espacios con sus continuos movimientos. Muchos se alarmaban al no salir con un 9 puro - por así decirlo - en Valdebebas, pero ahí estaba Fernando para finalizar cual delantero experimentado. Y otra cosa no, pero experiencia le sobra al brasileño, pese a que juegue como un chaval, pero es que no hay partido en el que el pivote no destaque, impoluto en el corte y como un puñal cuando tiene que subir.

Acompañando a Fernando estaban Rakitic y Jordán. Centrándonos en el primero, el croata ha rendido a un gran nivel. Gol y asistencia, muy buen partido de Iván que ha estado muy seguro en la organización. Quien no ha estado muy lucido ha sido Jordán, falló en el pase y, para mi, culpable en la acción del gol del empate. El catalán ha estado con falta de confianza y ha carecido de esa esencia que caracteriza su juego, sin duda alguna, no ha sido una gran actuación.

En defensa poco hay que decir más allá de lo que todos sabemos, muy bien todos, en especial Acuña que una vez más luchó y luchó hasta el final. 

Antes de dar un último pensamiento del partido, no hay que dejar pasar la polémica. Creo que está claro que el VAR acierta. Es poco frecuente que haya dos penaltis en dos jugadas consecutivas, pero está claro que se debe pitar el primero y, Militao, tiene la mano claramente en una posición antinatural. 

El Sevilla ha conseguido esta temporada algo que era impensable hasta hace un par de años, hemos luchado tú a tú con los tres de arriba, hemos puntuado en campos que las estadísticas muestran que se nos dan muy mal y hemos logrado luchar por ganar La Liga. Este equipo ya conoce sus posibilidades, el partido de hoy demuestra que este escudo ya ni se pasea ni se asusta ante los más grandes. Si en condiciones como estas luchamos, tenemos que soñar para luchas por más. Hemos avisado de que hemos llegado, La Liga puede pasar a tener cuatro grandes, y ya hemos dado el primer paso.