Duro golpe de realidad para los de Lopetegui  que se desenganchan de la lucha por la liga.


Conoce la valoración de los jugadores sevillistas en su derrota contra los leones:

Bono: No tuvo a penas trabajo, dudo que otro portero hubiera detenido semejante tiro de Iñaki. Aprobado raspado.

Navas: Un puñal por la banda pero no aportó lo suficiente. Aprobado raspado.

Kounde: Imperial atrás en todo momento, muy volcado al ataque por banda derecha; sin embargo por subir demasiado no estaba en su sitio en el momento del gol del Athletic. Aprobado alto.

Diego Carlos: Partido normal, sin fallos y sin ponerse nervioso. Aprobado.

Acuña: El mejor del cuadro andaluz, auténtico dolor de muelas para los jugadores vascos. Sacó centros siempre que quiso y en varias ocasiones estuvo cerca de anotar. Notable.

Rakitic: Nulo, aporta poquísimo y tuvo un fallo en la primera parte que costó un susto. Insuficiente.

Fernando: Nunca da menos del 100%, robar y distribuir como credo. Ocupó el lugar de último jugador en la acción clave y podría haberlo hecho mejor. Aprobado Alto.

Papu: De más a menos, se diluyó en la segunda parte como un azucarillo en un café. Se le ve cómodo en el interior izquierdo pero necesita más físico. Aprobado.

Suso: En su línea habitual. Hoy un poco más tímido. Es paradigmático que con el dominio hispalense no llegara a disparar más de dos veces. Aprobado raspado.

En Nesyri: Hizo lo que pudo. Bregó con los zagueros norteños e intentó en todo momento generar cuando recibía de cara. Podría haberse marchado con dos tantos de no ser por la eficacia de Unai Simón. Aprobado.

Ocampos: Más fugaz que el cometa Halley, solo dejó algún destello. Lopetegui confía en exceso en él. Insuficiente.

De Jong: Ingresó por Suso y su misión de fijar y descargar la cumplió, pero rematar sigue como tarea pendiente. Aprobado raspado.

Jordán: Sustituyó a Rakitic y le mejoró, aunque no estaba para nada como estamos acostumbrados a él. En la jugada clave Sancet lo retrató. Insuficiente.

Mudo Vázquez: He tenido que mirar en las estadística que había jugado. El intangible Vázquez. Insuficiente.

Óscar: Sin tiempo para valorarle.

Óliver: Sin tiempo para valorarle.