El técnico vasco del Sevilla FC compareció ante los medios tras el encuentro en casa contra el Getafe.



El míster comenzó sus declaraciones hablando sobre la situación de Ocampos, que se tuvo que marchar lesionado: "Estamos a la espera de saber el alcance de la lesión, parece que puede ser importante y por ello tenemos los dedos cruzados porque sea lo menor posible."

Sobre el resultado favorable: "Todas las victorias son importantes, en cada partido hay tres puntos importantísimos y este no era una excepción, creo que el equipo ha sido superior en todo momento al rival."

A continuación, se le preguntó por el cambio de mentalidad a la vuelta del vestuario: "El equipo ha tenido muy buena actitud y mentalidad en todo momento, realmente eso es algo a destacar. Afortunadamente hemos conseguido los goles que merecíamos al final."

Cuando le hablaron  del buen momento del equipo en este tramo de temporada, el entrenador quitó hierro al asunto: "Bueno, hay que centrarse en el siguiente partido. Cada partido es una conquista en esta liga y en cada competición, una vez ha terminado hay que pensar en lo que viene y no en lo que ha pasado."

También quiso pedir disculpas por lo ocurrido con Bordalás cuando se marchaba lesionado Ocampos: "El entrenador del Sevilla tiene que estar por encima de esas situaciones. Me he equivocado en mi reacción, fruto de la indignación por la lesión de Lucas."

Para finalizar, manifestó la ilusión para afrontar las semifinales de copa contra el FC Barcelona: "Estamos ya centrados en esta ida de semifinales, tenemos que ver un poco como están los futbolistas que traen problemas y preparar el partido de la mejor manera posible, como hacemos siempre."