ANÁLISIS | El Barça de Koeman, el más sacrificado de los últimos años

Primer plato fuerte de la temporada para el Sevilla FC.

FOTO: FC Barcelona

El club de Nervión ha empezado con buen pie el campeonato y por la mente de la plantilla solo pasa la victoria. En frente, tendrán a un Barça que está dando la sorpresa con un juego muy vistoso, de la mano de Koeman.

El esquema

A diferencia del común 1-4-3-3, Koeman está acostumbrando a sus pupilos a jugar bajo un 1-4-2-3-1, que también podría mimetizarse en un 1-4-3-3, dependiendo de la altura de sus futbolistas. La diferencia reside en la altura de sus centrocampistas, con un excelso doble pivote formado por De Jong, como mediocentro de perfil mixto, y Busquets como el acompañante de corte defensivo. En la punta de la medular, Coutinho ejerce como 10.

El planteamiento ofensivo: Revitalizar la idea de Cruyff

El primer punto a tratar que ha dado un lavado de imagen al juego blaugrana ha sido el orden bajo el césped, pero dando flexibilidad táctica a los jugadores para maquinar en función del rival y el contexto del partido.

Si bien se ha seguido la línea de acomodarse con la posesión de balón, en la primera cita contra un equipo top, el Villarreal, los índices de posesión estuvieron muy nivelados (53% Barcelona-47% Villarreal). Por ello, contra el Sevilla se podría repetir dicha situación.

En salida, un futbolista del doble pivote queda entre centrales, para buscar superioridades y salida de pelota.

Sobre el césped, hay un dinamismo latente gracias a la polivalencia de los jugadores culés. Si bien Messi parte desde la derecha, corta siempre hacia el medio, rotando zonas con Coutinho o Griezmann. El ‘14’ del Barça está recordando al jugador que una vez fue en Liverpool y será uno de los nombres a seguir en el encuentro.  Por el contrario, Fati queda como extremo izquierdo anclado a banda. Aquí es donde el ‘22’ canaliza mucha responsabilidad ofensiva en los partidos, siendo la ‘daga’ blaugrana, y asociándose con Jordi Alba.

Ahora bien, no estamos ante un Barça pasivo en las transiciones. El portero, o al menos Neto ya que Ter Stegen no ha aparecido aún, no duda en golpear arriba por encima de salir jugado si existe la opción de peligro. Detalle clave de un equipo que ahora si busca dañar con transiciones rápidas y verticales rumbo al área.

Con el balón en movimiento, el Barcelona mostró mucha mayor presencia en la presión. Más encima del rival y robando balones en campo contrario con una ferocidad visiblemente superior. En definitiva, un equipo azulgrana con más implicación defensiva en las líneas de arriba. Eso hizo que al Villarreal le constara enlazar pases principalmente por la inferioridad en el centro del campo, que, a la postre, se convertía en inferioridad posicional cuando conseguía robar, algo que provocó que el equipo visitante no pudiera desplegarse con comodidad para así asentar la posesión del balón.

El planteamiento defensivo: Transiciones inteligentes y presión agresiva para robar balón

En un sistema como es el 1-4-2-3-1, existe cierto riesgo de quebrarse en una transición, partiéndose el equipo y quedando huecos enormes entre la parcela más defensiva y la ofensiva. No ocurre así con un Barcelona al que Koeman ha dotado de una inteligente transición ataque-defensa, con un equipo muy junto y que evita conceder espacios a la contra.

Además, una presión eficaz y agresiva es usada para robar la pelota y hacer daño con combinaciones rápidas. De hecho, el sacrificio es piedra angular de un nuevo Barça en el que todos defienden, por ello fue que en el anterior choque 35 recuperaciones, de 56, fueron de futbolistas que no se encuentran en la línea de cuatro defensiva.

El nombre bajo la lupa sevillista

Coutinho: Sin duda, Messi será el futbolista a seguir en el partido. ¿Quién si no? Pero lo cierto es que Coutinho está dando saltos agigantados para poder ser el futbolista que se esperaba en Can Barça. Si bien en su primera etapa en la Ciudad Condal no tuvo malos números, nunca pudo adaptarse a un equipo que no dejaba hueco para mediapuntas puros. Ahora si se encuentra en un contexto adecuado para él y no será extraño verle dando una mejor imagen con el paso del tiempo.

Partido complicado para el Sevilla FC. Lo cierto es que no necesariamente se debe comparar al Barça con el Bayern de Flick, pero si es un choque que si podría recordar al de los alemanes. No obstante, Barça y Bayern no están en la misma situación y el conjunto de Lopetegui ha demostrado no tenerle miedo a ningún “grande”.

AUTOR | Ignacio Murillo, InformaFútbol

Publicar un comentario

0 Comentarios