Victoria importantísima del conjunto andaluz contra el Atlético de Madrid.



Se midieron las caras en el Ramón Sánchez-Pizjuán Sevilla y Atlético de Madrid en el regreso de la competición doméstica tras el parón de selecciones.

El partido arrancó muy fulgurante, como era de esperar, durante los primeros minutos de juego vivimos una alta presión del conjunto visitante que atosigaba a los zagueros hispalenses a la hora de salir jugando desde atrás. Por su parte, los de Lopetegui no se achicaron ni mucho menos, manejando los tiempos, el balón e instalándose en campo rival con transiciones largas. 

Las buenas sensaciones locales comenzaron a transformarse en ocasiones de peligro, como un lejano tiro de Suso. La mejor vendría tras una patada de Saúl sobre Rakitic en el área colchonera, el colegiado señaló la pena máxima y en el cara cara entre Ocampos y Oblak salió vencedor el meta rojiblanco, que detuvo el lanzamiento del argentino.

Pero claro, como dicen que nunca se rinde, el cuadro andaluz no se vino abajo tras el error de Ocampos sino que continuó dominando a los de Simeone y generando todo tipo de jugadas de peligro sobre la portería de Oblak. Aun así, la férrea defensa en bloque bajo de los madrileños aguantó como pudo el asedio con la intención de poder aprovechar un contragolpe.

No parecía gustarle mucho a Simeone lo que estaba viendo sobre el verde, pues realizó una sustitución hacia la media hora de juego que alteraba el sistema de juego planteado. Su equipo notó cierta mejoría y fueron capaces de mantener las tablas en el marcador hasta el final de la primera mitad a pesar de las numerosas ocasiones de gol de los locales.

Segunda Parte: "Al final tenía que entrar la pelota"

A la vuelta del túnel de vestuarios los colchoneros mostraron una versión mejorada de su juego mucho más agresiva y anduvieron rondando con peligro la portería de Bono gracias a las apariciones cerca del área de Luis Suárez.

Conforme pasaban los minutos se fue notando el cansancio de los futbolistas de ambos conjuntos y cayó la intensidad de su juego. Entonces, cuando menos generaba en ataque el Sevilla, llegó el gol de Marcos Acuña. El lateral remató de cabeza un centro del incansable Navas tras una buena combinación con Suso por la banda derecha, adelantando en el luminoso a los locales.

Una vez por delante en el marcador, el Sevilla entregó la pelota a su rival y le tocó proponer a Simeone, que volvió a reorganizar filas con sustituciones. Los de Lopetegui aprovecharon el nerviosismo de los últimos instantes y jugaron con ello a su favor, sabiendo que toda la presión caía del otro costado.

Aun así, en el añadido gozó el Atlético de su primera gran ocasión de la segunda mitad. Suárez sirvió un balón botado a Correa que estaba solo a escasos metros de la línea de gol, pero Bono se hizo enorme y realizó una parada de mérito que vale los tres puntos.

Al final victoria local en un trabajado partido por parte de los de Lopetegui demostrando que el parón de selecciones sí que ha servido para algo.


FICHA TÉCNICA:

Goles:

1-0 Acuña (70')

Alineaciones:

Sevilla FC: Bono; Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Jordán (Gudelj 86'), Fernando, Rakitic; Suso (Papu Gómez 77'), De Jong (En Nesyri 63') y Ocampos (Mudo Vázquez 86').

Atlético de Madrid: Oblak; Hermoso (Herrera 74'), Giménez, Felipe Monteiro, Koke, Saúl, Trippier, Marcos Llorente, Lemar (Kondogbia 74'), Lodi (Correa 33') y Luis Suárez.

Arbitraje:

El colegiado José Luis Gil Manzano, del comité de extremeño de árbitros, amonestó a Felipe Monteiro (4'), Luis Suárez (55'), Marcos Llorente (78') y Kondogbia (85') por parte del conjunto visitante, y a Diego Carlos (10') y Acuña (56') por la parte local.