El técnico sevillista habló en los micrófonos del club tras la derrota de esta tarde ante el Eibar.


En primer lugar, Cristian Toro analizó el partido en términos genéricos: "Es un partido en el que el rival se sintió más cómodo que nosotros en muchas ocasiones. Tuvimos oportunidades, luego te anulan un gol que es ley de la ventaja...pero cuando no es el día, pasan estas cosas. Toca corregir el tema de las finalizaciones, ya que el rival se mete en el partido por nuestra falta de acierto y eso hace que confíen hasta el el último minuto". 

"Ganaban los duelos, los uno contra uno y toca quedarnos con trabajar, aunque estos días son duros, pero esto es así y hay que levantarse rápido ya que el domingo jugamos de nuevo un partido difícil y tenemos que estar convencidos de que podemos ganar", continuó.

El técnico insistió en la falta de gol del equipo: "Nos faltó el acierto, la tranquilidad o la precisión del último pase en los metros finales y finalizar esas jugadas. Sabíamos que si duraba el 0-0 o no teníamos la ventaja se iban a sentir cómodas y al final se dio con individualidades como la de Thembi, era muy difícil y no queda otra que levantar la cabeza, preparar el próximo y seguir mejorando".

Por último, finalizó fijando su mirada en el partido del próximo domingo: "Viene un rival duro como la Real Sociedad, pero tenemos que creer en nuestra capacidad de cambio y levantar rápido la confianza y la autoestima para llegar bien al domingo".