OPINIÓN | Una aguja en un pajar

Cada partido estás mejor, subes el nivel y automáticamente elevas el del equipo. Tu magnífica temporada no se entiende sin esa displicencia que rodea tu cuerpo: haces lo que quieres, cuando quieres. Raro es verte como 'baila' con esa soltura e indiferencia, independientemente si gustas al público o no. No reculas, al revés, te creces en la adversidad. Si tienes que dar un pase arriesgado que pueda suponer una pérdida terrible, lo vas a hacer. Si tienes que 'gambetear' en tu propia área para zafarte de los rivales, lo vas a hacer. Si tienes que dar un pase largo de 60 metros, lo vas a hacer. El futbolista que no se atrevió, tú ya lo hiciste tres veces en un partido.

Sabemos de sobre la presión a la que estáis sometidos, a algunos os tiemblan las piernas nada más pisar un terreno de juego, otros no os atrevéis a dar un pase por miedo a los pitos en la grada, todo eso a ti te da igual 

Cada 3-4 días el Ramón Sánchez-Pizjuán se llena, todos pendientes de los jugadores; como van a regatear, si pondrán actitud o no. Luego estás tú, que eres distinto a todo. Vuelve a suceder: ¡El argentino falla el pase y el rival se aprovecha mandando el balón al larguero! Pitos, nervios y desesperación en el respetable, sabes que son para ti y te da igual. Como si de un semidiós se tratara, los cambias por aplausos y ovaciones. ¿Por qué? Eres aquel que fallas y lo vuelves a intentar, y otra vez hasta que te sale. Demuestras mucha confianza en ti mismo, no se te encoge la pierna, evidencias lo que eres capaz de hacer. Alguien como tú, que no te importa fallar para volver a intentarlo, porque sabes que si te sale, ay amigo; peligro hay.

Desgraciadamente no podrás despedirte de la manera que ni tú y ni todos hubiésemos querido. Por eso, solo te pedimos una cosa: que la traigas y te vayas. Gracias por todo lo que nos diste. Seguramente será por mi corta edad, (22) pero te aseguro que me hiciste disfrutar como pocos jugadores he visto en el patio de Nervión.

Serás insustituible, porque lo que haces, pocos se atreven. Eres agua en el desierto.

Publicar un comentario

0 Comentarios